Agentes inmobiliarios consideran su sector en "reajuste" tras perder el 50% de las empresas y creen que aún debe mermar

Actualizado 24/04/2008 16:01:38 CET

La tasación de viviendas cayó más de un 17 por ciento en 2007, a pesar del repunte que se produjo en el último trimestre

PALMA DE MALLORCA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los agentes de la propiedad inmobiliaria (API) de las islas consideran que su sector se encuentra en fase de "reajuste" y en el contexto de un mercado consolidado, pero no de crisis, y estiman que aún debe seguir mermando, tras perder en menos de un año el 50 por ciento de las casi 5.000 empresas que lo componen en la Comunidad Autónoma.

Así lo expuso hoy el presidente del Colegio Oficial de API de las Illes Balears, José Oliver Roca, en un encuentro mantenido con los medios de comunicación en la sede de esta entidad --que agrupa a 300 de estos profesionales--, en el que indicó que la tasación de viviendas cayó un 17,4 por ciento en 2007, con casi un millar menos de inmuebles en el mercado que en 2006.

De hecho, el pasado ejercicio se cerró con 4.836 inmuebles en venta, según el recuento de tasaciones realizado a finales de año, que, sin embargo, señaló un repunte de 300 más respecto al trimestre anterior; además, a finales de septiembre, se habían iniciado 1.778 VPO, mientras que se terminaron 262 inmuebles, a lo que aún cabe agregar las solicitudes de rehabilitación de 1.447 viviendas.

Por lo que respecta a la evolución de los precios, el Colegio Oficial de API señaló que, en el segmento de viviendas de primera mano y en Mallorca, contrastan los 1.628 euros por metro cuadrado que se pagan en Pla de na Tesa con los 4.000 euros por metro cuadrado que llegan a pedir en Can Pastilla, que, a su vez, es la zona más cara en el segmento de vivienda reformada, con 3.837 euros/m2.

En el segmento de segunda mano y en Palma, destacan los 1.553 euros/m2 que se pagan en la calle Reyes Católicos con los 3.160 euros por metro cuadrado de Avenidas; mientras que, en el segmento de locales, Oliver destacó las zonas de Pedro Garau y el Borne, como extremos, con 1.788 y 12.579 euros el metro cuadrado, respectivamente.

Ses Cases Noves, con 1.403 euros el metro cuadro, es donde comprar una vivienda unifamiliar resulta más económico; mientras que, por contraste, Bendinat es la zona más cara en este segmento, con 4.885 euros/m2. En los municipios mallorquines, destacan Andratx, con 5.171 euros el metro cuadrado, y Porreres, con 1.631 euros/m2.

Además, destacan los precios Ciutadella (Menorca), donde el metro cuadrado es más caro, con 4.062 euros el metro cuadrado, y la zona de Selva, con 1.500 euros/m2. Y, en el segmento de viviendas familiares, destacan los 6.676 euros por metro cuadrado que se piden en Santanyí.

LOS API TARDAN EL DOBLE EN VENDER

En su intervención, el presidente de los API explicó que a los agentes actualmente les cuesta invertir el doble de tiempo en la venta de un inmueble, que antes tenía un plazo medio de unos seis meses, en lo que consideró un indició de la "desaceleración" que está viviendo el sector y, a este respecto, agregó que "creo que nos estamos encaminando hacia un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies