Los agresores de la niña en Son Roca deberían haber sido expulsados cinco días del colegio, según PLIS

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Los agresores de la niña en Son Roca deberían haber sido expulsados cinco días del colegio, según PLIS

Publicado 13/10/2016 12:49:41CET

La asociación pide la destitución de la Dirección si esta no ha incoado un expediente disciplinario y no ha nombrado a un profesor instructor

PALMA DE MALLORCA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La asociación de profesores PLIS. Educación, por favor asegura que los presuntos agresores de la alumna del colegio de Son Roca deberían haber sido expulsados cinco días del colegio, como medida provisional tal como recoge el Decreto de derechos y deberes de los alumnos.

Según explican desde la asociación, el artículo 61 de este decreto atribuye esta potestad al director, mientras se investigan los hechos, con el objetivo de "evitar la persistencia de los efectos de la agresión y el posible amedrentamiento de testigos".

Así, dicen que esta normativa obliga al director, una vez conocidos los hechos, a incoar expediente disciplinario y el nombrar a un profesor instructor que, "sin perjuicio de la actuación de Fiscalía de Menores, debe averiguar los hechos y formular una propuesta de resolución".

Sobre esto, PLIS dice que "no se tiene noticia de que en el centro se haya cumplido esta obligación. Si esto fuera así, PLIS cree que sería "una dejación gravísima de responsabilidades y que inspección debería inmediatamente tramitar la destitución de la dirección del centro".

Respecto a la permanencia en el centro de los presuntos agresores una semana después de sucedidos los hechos es, a según PLIS, "una irresponsabilidad" de la dirección del centro.

Desde PLIS matizan que "aunque es cierto que esta medida provisional de expulsión es una facultad del director, la gravedad del caso, la alarma social producida y la persistencia del efecto de la agresión, con los presuntos agresores en el centro, habría aconsejado su expulsión.

Esta omisión indica, aseveran desde PLIS, que "o la dirección del centro no conocía las facultades que la ley le otorga", "lo que indicaría escasa profesionalidad, o que ha gestionado de la manera más torpe el procedimiento".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies