Alabern niega haber participado en los beneficios obtenidos por Bonet y confiesa que "a menudo firmaba sin leer"

 

Alabern niega haber participado en los beneficios obtenidos por Bonet y confiesa que "a menudo firmaba sin leer"

Actualizado 10/12/2010 15:12:21 CET

PALMA DE MALLORCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex gerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Raimundo Alabern, ha negado ante el juez haber participado en los presuntos beneficios económicos obtenidos por el ex asesor jurídico de la empresa dependiente de la Conselleria de Turismo, Miquel Àngel Bonet, mediante la supuesta fabricación de expedientes y facturas falsas por trabajos que no se habrían llevado a cabo y que el también ex secretario del Ibatur desveló en el marco de estas investigaciones.

En su declaración como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, que se ha prolongado durante poco más de media hora, Alabern ha sido inquirido por numerosas facturas y expedientes para la aprobación de gastos en los que ha reconocido su firma, aunque en este sentido ha confesado que "a menudo no los leía en absoluto".

Alabern, asistido por el letrado José Zaforteza, fue uno de los detenidos en la primera fase de la denominada Operación Pasarela, que estalló a finales del pasado mes de junio y en la que, una vez pasó a disposición judicial, el juez le impuso una fianza de 350.000 euros con la que eludió su ingreso en prisión preventiva. En concreto, sobre el inculpado pesan un presunto delito continuado de fraude a la administración pública, uno de falsedad en documento mercantil, otro de malversación de caudales públicos y un último de prevaricación.

El ex gerente ya fue citado el pasado 28 de julio, cuando fue inquirido acerca de los pormenores de las contrataciones realizadas desde el Ibatur y sobre el presunto cobro de comisiones por la adjudicación de trabajos, extremo que negó el encausado, al asegurar que ningún empresario le ha abonado dádivas a cambio de beneficiarse de contratos de la empresa pública.

Unas afirmaciones que contrastaban con las efectuadas por el publicista Bartolomé Morey, propietario de la empresa Comunicación Creativa, quien confesó ante el magistrado haber pagado comisiones a Alabern y a su antecesor en el cargo, Juan Carlos Alía, también imputado en este procedimiento y el único que, tras estas acusaciones, ingresó en prisión sin fianza, de la que salió el 28 de octubre tras abonar la caución de 150.000 euros que finalmente le impuso el juez.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies