El alquiler vacacional deja cada año en la Serra Tramuntana 283 millones

 

El alquiler vacacional deja cada año en la Serra Tramuntana 283 millones

Felib
EUROPA PRESS
Actualizado 05/05/2017 14:26:53 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El alquiler vacacional genera cada año en la Serra de Tramuntana 283 millones de euros, de los cuales 150 millones proceden del turismo ciclista.

Así lo ha apuntado este viernes el CEO del Foro Vacacional, Juan Estarellas, en una rueda de prensa en la que ha explicado que estas cifras provienen de un estudio realizado con datos de Airbnb, Homeaway y Booking -que incluyen tanto ofertas con como sin licencia- y en el que se han tenido en cuenta las viviendas registradas en el catastro de 17 municipios de la cadena montañosa.

Estos municipios incluyen Andratx, Estellencs, Banyalbufar, Esporles, Puigpunyent, Valldemossa, Bunyola, Sóller, Deià, Fornalutx, Escorca, Pollença, Campanet, Selva, Lloseta, Alaró y Mancor de la Vall. Del estudio se ha excluido Calvià porque distorsionaría las cifras, según Estarellas.

Así pues, del total de 40.700 viviendas existentes en la Serra Tramuntana, el 9,5 por ciento están destinadas al alquiler vacacional (unos 3.500 inmuebles).

Para Estarellas, este tipo de uso de los inmuebles es positivo, pues cada turista de media gasta 620 euros por estancia -de media, se quedan 5,6 días- y cada vivienda, aloja de media a cuatro personas.

Por tanto, ha añadido, los pueblos de la Tramuntana están ingresando 1.700 millones de euros en total, con una ocupación media del 52 por ciento de las casas.

TURISMO CICLISTA

Por otra parte, Estarellas ha señalado que de los 283 millones de euros que genera el alquiler vacacional en la Serra de Tramuntana, 150 millones proceden del turismo ciclista, el cual ha calificado de "importantísimo" porque es de "calidad", respeta el medio ambiente y "consume todo tipo de productos" que ayudan a la economía de las Islas.

Para el CEO del Foro Vacacional, este es un sector que hay que explotar, y por ello, ha optado por la creación de una ley "cyclist friendly" que incluya, entre otras, la calificación de los alojamientos ofertados con unos sellos -bronce, silver y gold dependiendo del nivel- y que aseguren al cliente que esa vivienda está adaptada a las necesidades de los ciclistas.

Esta idea está relacionada con la convicción del Foro de que los turistas que demandan el alquiler vacacional, desean por un lado vivir de forma similar a como lo hacen los locales, y por otro, "seguridad".

Así pues, Estarellas ha optado por la "profesionalización" del sector del alquiler de viviendas con fines turísticos, que es el objetivo del Foro: aportar formación y herramientas de promoción y comercialización a los propietarios y empresas para ofrecer alojamiento legal y de una "calidad superior a la que están acostumbrados los clientes".

Además, ha apuntado a la "transversalidad" de este tipo de industria y los ingresos que puede repartir entre los comercios de proximidad, así como arquitectos y grandes superficies a nivel nacional.

LA FELIB DEFIENDE LA AUTONOMÍA DE LOS MUNICIPIOS

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades Locales de Baleares (Felib), Joan Carles Vert, ha señalado que, como institución "no entramos en valoraciones de intencionalidad respecto a la ley", pero sí defienden la autonomía de los municipios.

En este sentido, ha dicho que la elaboración de las zonificaciones que planea la nueva ley deberían corresponder a cada municipio y no a las administraciones superiores.

Además, ha indicado que comparten con el Foro la idea de que esta es una "industria incipiente" que demanda "profesionalización" y que puede conevrtirse en un modelo turística "muy beneficioso" con una regulación que no "dé la sensación de que está demonizando un sector que es una manera de distribuir la riqueza del turismo".

"Nos hemos pasado años reclamando que la actividad turística fuera más desestacionalizada, que los beneficios revirtiesen en las Islas", y este modelo es una "muy buena oportunidad" de conseguirlo, ha añadido.

Así pues, ha señalado que la regulación no debe ser "ideológica", sino enfocarse "desde un punto de vista técnico" que sirva para que el sector se pueda desarrollar con "naturalidad" y "libertad" para los propietarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies