Alrededor de 7.000 hombres de Baleares necesitaría una prótesis de pene para disfrutar de una vida sexual plena

Abrazo, amor, pareja, beso
TUDOR / WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 28/04/2011 17:35:01 CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 7.000 hombres del archipiélago balear necesitaría un implante de prótesis de pene para disfrutar de una vida sexual plena, si bien sólo son una minoría los que cuentan con una, "en parte por falta de información y en parte por miedo a preguntar".

Así lo ha indicado el director del Instituto de Medicina Sexual, Mariano Rosselló, durante el Congreso de la Asociación Española de Andrología que se está celebrando en Palma, donde, además, ha indicado que se calcula que son más de dos millones de españoles los que sufren de disfunción eréctil, si bien su prevalencia aumenta con la edad.

De esta manera, entre los 18 y los 40 años afecta al 17 por ciento de los hombres; entre los 40 y los 70 años, al 47%, y a partir de los 70 años afecta al 72%. No obstante, sólo en un 15 por ciento de los casos se requiere un implante, debido a que hay personas para las que no sirven o están contraindicadas las soluciones farmacológicas no sirven o están contraindicadas.

Por otra parte, durante el Congreso Rosselló también ha advertido que, según un estudio, un exceso en grasas animales va a provocar un aumento de los casos de disfunción eréctil. Según ha explicado, una dieta rica en grasas favorece esta patología.

Además, las personas con sobrepeso tienen el doble de riesgo de presentar disfunción eréctil y los hombres obesos son 25 veces más propensos a sufrir problemas sexuales que los que tienen un peso normal. En España, la obesidad afecta a unos 6 millones de españoles mayores de 18 años, mientras que, asimismo, hay 17 millones con sobrepeso.

"En pocos años veremos cómo las cifras de españoles con disfunciones sexuales aumentan, lo que repercute también en la salud psíquica", ha advertido el doctor, quien, además, ha indicado que el sobrepeso también afecta a las mujeres a través de una falta de deseo, sobre todo durante la postmenopausia.

Por ello, una de las principales medidas que recomiendan los expertos para disfrutar de la vida sexual en personas con exceso de peso es adelgazar. Según una investigación de una universidad estadounidense, la pérdida de peso tiene un efecto inmediato en la salud sexual. "Los pacientes obesos nos aseguran que con perder unos kilos se sienten 10 ó 20 años más jóvenes en su vida sexual", ha destacado Rosselló.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para disfrutar de una vida sexual completa deben coexistir varios factores como la posibilidad de disfrutar de una actividad sexual reproductiva, el ejercicio de la sexualidad sin temores o vergüenzas y, finalmente, una actividad sexual libre de trastornos orgánicos, enfermedades o alteraciones que las entorpezcan.