AMP-Baleares se plantea emitir más deuda pública si no logra un acuerdo con el Gobierno sobre el Fondo de Competitividad

Actualizado 28/04/2011 17:56:26 CET

El presidente revela que Salgado se refirió a la falta de presupuesto para no abonar los fondos adicionales a la Comunidad

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, no descarta emitir nueva deuda pública, en caso de que no logre un acuerdo con el Ejecutivo central respecto al pago de las cantidades que le adeuda el Estado del Fondo de Competitividad (240 millones de euros), si bien ha precisado que la emisión de más bonos 'patrióticos' sería el último recurso con el fin de poder mantener las partidas presupuestarias comprometidas para este año.

No obstante, para la emisión de nueva deuda pública, el Govern necesitaría la autorización del Ministerio de Economía, teniendo en cuenta que ya se cerró el plazo para este año, cuando el Ejecutivo emitió bonos por valor de 300 millones de euros.

Tras presentar los diez ejes de su programa electoral, en un acto celebrado en el Hotel AC de Palma, Antich ha manifestado, en conversación informal con los periodistas, que el Ministerio de Economía y Hacienda reclama un "milagro" a Baleares tras denegarle el pago este año de las partidas adicionales en el marco del Fondo de Competitividad, al tiempo que la Comunidad debe cumplir los objetivos del déficit público (1,3%) y aportar, además, al sistema de financiación autonómico.

Así, Antich ha desvelado que durante la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrada este miércoles en Madrid y a la que él asistió junto al conseller de Economía, Carles Manera, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, argumentó una falta de presupuesto para no abonar la cantidad de 240 millones de euros que reclama Baleares del Fondo de Competitividad en 2011, teniendo en cuenta las dificultades que tiene el Estado para cumplir los objetivos europeos de déficit público.

Ante tal situación, el presidente del Govern ha desvelado que durante la reunión del CPFF, Manera fue el "más contundente" a la hora de reclamar los fondos adicionales, y por tanto, ha reconocido que las negociaciones con el Ejecutivo central van a ser "duras y complicadas, dado que nuestra primera obligación es defender los intereses de los ciudadanos de Baleares". Pese a ello, en ningún momento se ha referido a la posibilidad de que el Govern recurra a los tribunales para reclamar los citados fondos.

"Llegaremos a un acuerdo cuando creamos que es beneficioso para Baleares y, si puede ser antes de las elecciones bien y, si no, será después", ha aseverado Antich, quien ha esperado que, al final, "impere el sentido común, tal como sucedió durante las negociaciones del nuevo sistema de financiación autonómica".

En esta línea, ha recordado que el Govern se sentó a negociar con el Ejecutivo central el nuevo modelo, teniendo en cuenta que el anterior situaba a Baleares 21 puntos por debajo de la media, de modo que el conseller de Economía y Hacienda "no se levantó de la mesa hasta que no se logró una mejora importantísima, al igual que ocurrió con la rebaja de las tasas aeroportuarias".

"CON EL PP NO SE LLEVARÍA A CABO ESTA NEGOCIACIÓN"

Por otra parte, ha remarcado que con el PP, "no se estaría llevando a cabo esta negociación", teniendo en cuenta, según ha recordado, que el líder de este partido, Mariano Rajoy, y el responsable económico de los 'populares', Cristóbal Montoro, sostenían que "no era el momento de modificar el sistema de financiación, porque había una crisis económica y, por tanto, expresaron muy claramente que no era el momento para enviar más dinero a las Comunidades Autónomas".

Así, Antich ha criticado que no ha oído a ningún representante del PP afirmar que no estaba de acuerdo con la postura de Montoro y Rajoy y, por tanto, "no todos actuamos de la misma manera".

Por otro lado, ha considerado que las negociaciones con el Ejecutivo central "no perjudicarán" al PSIB de cara a las elecciones del 22 de mayo, ya que, a su juicio, "todo se debe poner dentro de una balanza", teniendo en cuenta que el anterior sistema de financiación sólo garantizaba 200 millones de euros anuales y el actual ya supusieron 350 millones durante su primer año de aplicación. Además, ha recordado que con José María Aznar, Baleares "recibía 190 millones de euros anuales de inversión estatal, frente a los 400 millones actuales".

Finalmente, Antich ha insistido en que el Govern tendrá que negociar "fuerte" para lograr cobrar el Fondo de Competitividad, si bien ha aseverado que esto "no tiene nada que ver respecto a cuando tenía que ir a Madrid a ver a Aznar con quien no había probabilidad de negociación sobre ningún tema, ya que era no y punto".