(Amp.) Munar toma posesión de su cargo como primera presidenta del Parlament pidiendo "diálogo y pasión" a los diputados

Actualizado 26/06/2007 16:33:29 CET

Aplausos y felicitaciones en las filas de izquierdas, frente a los semblantes serios de los representantes del PP

PALMA DE MALLORCA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La líder de Unió Mallorquina, Maria Antònia Munar, tomó hoy posesión de su cargo al frente del Parlament balear en el pleno de formación de la nueva Cámara autonómica, gracias a los apoyos de los diputados de su propio grupo y de PSOE, Bloc, Eivissa pel Canvi (ExC) y PSM-Menorca, convirtiéndose así en la primera mujer que preside esta Institución.

En su primer discurso como máxima autoridad en el interior de la Cámara, Munar se dirigió a los 59 diputados recién proclamados para prometerles una presidencia "para todos" y pedirles que ejerzan su función legislativa y de control al futuro Govern "con respeto, diálogo y consenso, pero también con debate y pasión".

En esta primera sesión plenaria convocada desde la celebración de las elecciones autonómicas del pasado 27 de mayo, se hizo efectivo el primer compromiso del acuerdo firmado ayer por todas las formaciones con representación parlamentaria salvo el PP, en virtud del cual se conformó una Mesa del Parlament con Munar al frente y con Aina Rado (PSOE) como primera vicepresidenta y Eduard Riudavets (PSM-Menorca) como secretario primero, ocupando los puestos de segundo vicepresidente y segundo secretario los 'populares' Pere Rotger y Pere Palau, respectivamente.

Una vez constituida la Mesa y jurados o prometidos los cargos de todos los diputados, Munar aseguró que ejercerá su función "con justicia, diálogo y espíritu constructivo" y que ostentará su cargo de presidenta "con humildad, pero también con el orgullo de presidir la institución que es reflejo de la voluntad popular y de ser la primera mujer que ocupa este puesto". Además, invitó a los diputados electos a esforzarse "al máximo" para que la legislatura esté "a la altura de lo que los ciudadanos esperan".

En este sentido, remarcó la necesidad de que los diferentes grupos parlamentarios sean capaces de "establecer acuerdos y mantener debates constructivos", desempeñando su labor "con respeto y sin crispación, pero sin renunciar a las propias ideas y a las diferencias", de manera que el Parlament sea "plural y diverso" como lo es, apuntó, la sociedad a la que representa.

Acerca de los objetivos a conseguir en la legislatura, Munar destacó el "reto" que supone el desarrollo del nuevo Estatut de Autonomía --"que implicará mayores cotas de autogobierno y más competencias, pero también más responsabilidad"--. "Hay mucho trabajo pendiente. Es necesario que nos conjuremos todos para llevar adelante este proyecto con éxito y con ilusión", añadió.

El transcurso del acto --oficialmente convocado por el presidente del Govern en funciones, Jaume Matas, quien estuvo presente durante todo el evento aunque, como estaba previsto, no tomó posesión del escaño obtenido en los comicios-- se ciñó al protocolo, iniciándose con la constitución de la Mesa de Edad, integrada por el diputado de mayor edad (Cristóbal Huguet, PP) y las dos más jóvenes (Maria Torres de PSOE-ExC y Sandra Morell del PP).

TRES VOTACIONES

Un total de tres votaciones vertebraron la ceremonia de constitución de la Cámara, una primera para elegir al presidente --en la que Munar, propuesta por el PSOE, salió vencedora con 30 apoyos frente a los 29 del candidato del PP, Rotger--, una segunda para determinar los nombres de los dos vicepresidentes --de nuevo la propuesta socialista, Aina Rado, obtuvo un voto más que Rotger-- y una tercera para decidir los secretarios --con el mismo resultado favorable a Riudavets--.

En cada una de las tres votaciones, la Mesa de Edad nombró por orden alfabético a los 59 diputados, que se aproximaron a la tribuna parlamentaria presidencial para depositar su voto en la urna dispuesta al efecto. Huguet fue el encargado en las tres ocasiones de realizar el recuento de los votos, comprobar que ninguno fuera nulo o en blanco, y proclamar a los elegidos en su cargo.

La única anécdota en el transcurso de este proceso fue el olvido de la diputada del PP, Carolina Torres, en la primera votación. Ante la queja de los 'populares', la Mesa de Edad la llamó en último lugar para que emitiera su voto. Cabe destacar que después de cada una de las votaciones y en el momento en que Huguet confirmaba los previsibles resultados, la Cámara se dividió entre los aplausos de los miembros del pacto de centro-izquierda y la indiferencia de los diputados 'populares', que se mantuvieron en silencio, demostrando alegría únicamente por sus dos representantes, Rotger y Palau.

Contrastando con la satisfacción que reflejaban las caras de los diputados de las filas de izquierdas y, por supuesto, de UM, los semblantes que se observaban en los escaños 'populares' delataban la decepción de los diputados del PP. Destacó la expresión seria de la líder del Grupo Popular, Rosa Estaràs, y la tranquilidad que Matas mantuvo durante todo el acto, si bien es cierto que el aún presidente del Ejecutivo balear se marchó rápidamente de la Cámara una vez concluida la ceremonia.

SALIDAS DEL PROTOCOLO

A la hora de jurar o prometer el cargo los diputados, una vez la nueva Mesa del Parlament hubo ocupado su puesto en la Tribuna, todos dijeron en voz alta su "sí prometo" o "sí juro" --según el caso--. Las únicas salidas del protocolo las protagonizaron dos de los integrantes del Bloc, Biel Barceló y Joana Lluïsa Mascaró, quienes antepusieron a la fórmula obligada un "sin renunciar al derecho de autodeterminación de mi pueblo", y la representante ExC, Esperança Marí (miembro de Esquerra), que aclaró que su promesa respondía a un "imperativo legal".

Las consecuencias más inmediatas que se extraen de la ceremonia celebrada hoy es la seguridad de que ni Rado ni Riudavets tendrán ningún cargo en el nuevo Ejecutivo que presidirá el líder de los socialistas de las islas, Francesc Antich, ya que la Ley de Incompatibilidades impide a los miembros de la Mesa de la Cámara formar parte del Govern.

Asimismo, Munar se ve en la obligación, por el mismo motivo, de renunciar a su cargo como presidenta del Consell de Mallorca antes de que el pleno de constitución de la Institución Insular --el próximo 6 de julio-- proclame a la candidata socialista, Francina Armengol, como nueva presidenta de Mallorca, tal y como han acordado los partidos integrantes del pacto de centro-izquierda que dirigirán el futuro del archipiélago durante los próximos cuatro años.