Meteorología cree que pudieron pasar por Palma uno o varios tornados con rachas de viento superiores a 135 km/h

Actualizado 05/10/2007 17:35:45 CET

Mañana se activará la alerta amarilla en la isla de Mallorca por la llegada de lluvias y vientos fuertes durante la mañana PALMA DE MALLORCA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Gonzalo Aizipiri, aseguró hoy que la fuerte tormenta que arrasó ayer la isla de Mallorca y que tuvo consecuencias caóticas en Palma pudo estar acompañada de "uno o varios tornados" que podrían haber provocado vientos de más de 135 kilómetros por hora, una hipótesis que se baraja dado el estado en el que han quedado algunas zonas de la ciudad y la proporción de los daños provocados.

Así lo informó hoy en una rueda de prensa a la que acudió acompañado por el director del Centro Meteorológico de Baleares, Agustí Jansà, quien explicó que la "violencia inusual" de la tormenta y los destrozos originados por la fuerza del viento hacen indicar que un tornado pudo haber asolado la zona del Polígono de Can Valero y de Establiments, algo que según Jansà se está estudiando mediante el análisis "de campo" de las zonas arrasadas.

Aizpiri explicó que ayer se formó un sistema convectivo de mesoescala (SCM) --un núcleo tormentoso con amplias zonas de precipitaciones y vientos fuertes-- en el sur de la Región de Murcia, que comenzó a desplazarse por el Mediterráneo en dirección a la isla de Eivissa, donde llegó entre las 15.00 y las 16.00 horas, con vientos registrados en el aeropuerto de la Pitiusa de de 80 kilómetros por hora y lluvias que redujeron la visibilidad por debajo de los 1.000 metros.

Así, el núcleo tormentoso se desplazó a la isla de Mallorca, lugar al que llegó a las 17.30 horas, con una fuerte actividad eléctrica, con momentos en los que se registraron más de 160 impactos de rayo en 10 minutos. En ese momento, las precipitaciones llegaron a superar los 40 milímetros, con máximos de hasta 31,3 milímetros en la localidad de Porreres.

En el observatorio de Palma se registró la racha máxima de viento de 109 kilómetros por hora, mientras que las precipitaciones alcanzaron los 17,7 milímetros en tan sólo diez minutos. Sin embargo, el Centro Meteorológico ha decidido iniciar un estudio de campo, ya que las consecuencias del fenómeno hacen indicar que las rachas de viento pudieron ser superiores en algunas zonas a las registradas en el observatorio.

SISTEMA DE ALERTAS

Respecto al sistema de alertas, Aizpiri explicó que Baleares estuvo dos días antes de la llegada de la tormenta con diversos niveles de alerta y recalcó que ayer se estableció la de nivel amarillo durante todo el día, ante el riesgo de precipitaciones de 20 milímetros en una hora.

Según Aizpiri, ante el riesgo del sistema convectivo en su desplazamiento entre Eivissa y Mallorca, se elevaron los sistemas de alerta emitidos en los boletines de las 17.10 horas, antes de que la tormenta afectase a Mallorca. En estos boletines, según el director, se pasó a nivel naranja por lluvias con máximos en una hora de precipitaciones de 40 milímetros y se introdujo el nivel de alerta amarillo por tormentas.

Aizpiri explicó que este tipo de fenómeno "es difícil de predecir" y señaló que "es inevitable la incertidumbre", recalcando que "se hizo un boletín acertado en lluvia pero corto en el viento". Asimismo, remarcó que este tipo de fenómenos tiene una duración de tres a nueve o diez horas, que en el caso concreto del de ayer, fue de siete horas --desde que se formó en Murcia hasta que desapareció--.

PREDICCIÓN PARA PRÓXIMOS DÍAS

Respecto a la situación meteorológica para las próximas horas, Jansà explicó que hoy "hay una situación más calmada que ayer", aunque señaló que se mantiene la situación de inestabilidad, ya que se van formando núcleos tormentosos "no tan fuertes como los que se produjeron ayer", por lo que indicó que se mantiene Menorca en alerta amarilla por lluvia y tormenta. En Mallorca hay riesgo de "alguna lluvia" pero no habrá nivel de alerta.

En relación a mañana, la perturbación general que provoca todas estas dificultades meteorológicas "se volverá reintensificar" y en la primera parte del día se activará la alerta amarilla por lluvia y tempestad en Mallorca "donde se pueden producir precipitaciones que podrían llegar a los 20 milímetros en una hora", así como tormentas con vientos fuertes "pero no con la violencia de ayer".

Jansà explicó que mañana por la tarde y el domingo mejorará el tiempo, aunque vaticinó que, de cara al lunes y el martes viene, se acercará otra perturbación "y que habrá que vigilar el tiempo" porque es la "época difícil" del Mediterráneo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies