La Conselleria de Salud gestionará en 2008 un total de 1.197 millones de euros, un 10,2 por ciento más

Actualizado 14/11/2007 21:16:47 CET

El Ministerio aportará 963 millones de euros del total de Presupuestos, mientras que el Govern financiará el 17% restante

PALMA DE MALLORCA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud y Consumo gestionará en 2008 un total de 1.197 millones de euros, un 10,2 por ciento más que en 2007, lo que permitirá aumentar hasta los 1.130 euros la partida destinada a cada habitante de Baleares en materia sanitaria, 68 euros más que en la pasada legislatura y un 6,4 por ciento más en relación al presente año.

En la Comisión de Hacienda, el conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, presentó los presupuestos de su departamento para el 2008, de los que, según detalló, 234 millones son financiados por el Govern, lo que representa el 17 por ciento del total, mientras que los 963 millones de euros restantes serán aportados por el Ministerio de Sanidad.

En las partidas destinadas por el Ministerio dirigido por Bernat Soria están incluidos los 52,8 millones de euros que se derivan de los acuerdos de la Conferencia de Presidentes, presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, mediante la cual se hacen efectivos los incrementos adicionales que intentan compensar la insularidad, la atención a la población extranjera y el alto crecimiento demográfico.

Thomàs resaltó que estos presupuestos contemplan una partida de 155,8 millones de euros para la Atención Primaria, un 10,25 por ciento más que en 2007, debido a que durante el próximo año, el Govern contratará a 124 profesionales (69 médicos y 55 enfermeras), con el fin de hacer frente al aumento de las tarjetas sanitarias, que alcanzan la cifra de 1.058.807, lo que significa 7.201 nuevos usuarios en el Sistema Sanitario Público de Baleares, respecto a principios de año.

De esta forma, se incrementará un 43 por ciento el presupuesto destinado a inversiones en infraestructuras de Atención Primaria pasando de 10,6 millones en 2007 a 15 millones de euros en 2008, con el fin de finalizar la construcción de 17 centros médicos y construir 10 nuevos, mientras que a su vez, 2,1 millones irán dirigidos a mantener los centros actuales.

VACUNA CONTRA EL CÁNCER DE ÚTERO

Por otro lado, subrayó que la Dirección General de Salud Pública y Participación destinará 1,5 millones de euros a la vacuna del virus del papiloma humano para prevenir el cáncer de útero o cérvix, así como 42.000 euros para facilitar la dispensación bajo receta médica de la píldora del día después en los centros de salud, los PAC y los servicios de urgencias de los hospitales de Baleares.

Por otra parte, remarcó que durante el próximo año, el Hospital Sanitario Son Dureta aumentará su presupuesto hasta los 273,3 millones de euros, con el objetivo de mantenerlo a su "máximo nivel" hasta que se construya el nuevo centro hospitalario en Son Espases. Así, esta partida supone un aumento del 7,8 por ciento y representa una cuarta parte del presupuesto total de la Conselleria.

Asimismo, anunció que a lo largo del próximo año, el Servicio de Salud destinará 81 millones de euros para emprender reformas en el Hospital de Can Misses y ampliar la tercera planta y el Área de Urgencias, mientras que a su vez, se "completarán los pasos para el inicio a finales de 2008 o inicios de 2009 la construcción de un nuevo complejo hospitalario en Ibiza".

FONDOS ADICIONALES DEL MINISTERIO

Thomàs adelantó que en el próximo año, el Govern también recibirá por parte del Ministerio de Salud 1 millón de euros para financiar la mitad del Plan de Atención Bucodental Infantil y 800.000 euros, de los cuales 300.000 se destinarán a programas de calidad y salud pública; 172.000 euros para la participación de Baleares en la estrategia de atención natural al parto natural; y 176.000 euros para la inclusión de las islas en el grupo de desarrollo de la historia electrónica común.

Por otra parte, avanzó que la Dirección General de Salud Pública y Participación dispondrá de 16,7 millones de euros, un 5 por ciento más que en 2007, con los objetivos principales de elaborar un nuevo Plan de Salud e impulsar las políticas de género, entre las que se encuentra la dispensación de fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil en los pacientes con determinadas enfermedades crónicas.

Asimismo, esta Dirección General destinará 300.000 euros para el Plan de Sida, 630.000 euros para promover hábitos de vida saludables, 350.000 euros para redactar un nuevo Plan sobre Tabaquismo, 3 millones de euros para las actuaciones en el marco de la Ley de prevención de las drogodependencias y 276.065 euros para las políticas de seguridad alimentaria.

En cuanto a los hospitales, Thomàs detalló que Son Dureta contará con un presupuesto de 273,3 millones de euros, mientras que Son Llàtzer verá incrementado su presupuesto en un 15,7 por ciento, con el fin de crear una Unidad de Atención al Usuario y Trabajo Social y adaptar la estrategia de atención natural al parto normal.

Por su parte, el presupuesto del Hospital de Can Misses ascenderá a 81 millones de euros, lo que representa un incremento del 15 por ciento, con el objetivo de realizar mejoras y ampliar el área de urgencias y la tercera planta, lo que permitirá disponer de 24 camas más. Mientras tanto, se destinará 8,1 millones de euros al Hospital de Formentera, mientras que el Hospital General, el Joan March y el Psiquiátrico recibirán una partida de 40 millones de euros.

Finalmente, el conseller destacó que en 2008, su Conselleria aportará 500.000 euros para diversos proyectos relacionados con la telemedicina, como la telecardiología, la teleecografía, la teleprisión para acceder a las historias clínicas de los pacientes presos, y diversos sistemas de teleasistencia.

PRESUPUESTOS "CONTINUISTAS"

La portavoz del PP en materia sanitaria, Aina Castillo, felicitó a Thomàs por haber presentado unos presupuestos que contemplan unos proyectos "continuistas" en relación a la pasada legislatura, ya que, según subrayó, el Govern continuará con la construcción del hospital de referencia en Son Espases, así como con la política de conciertos con entidades privadas, el plan de infraestructuras y la receta electrónica.

No obstante, consideró que el Govern de Antich "no prioriza la sanidad", debido a que, según criticó, los presupuestos de la Conselleria de Salud sólo se incrementan un 10 por ciento, respecto a los de 2007, mientras que "el resto de departamentos crecen una media del 16 por ciento".

"Felicito la buena intención del Ejecutivo en aplicar las medidas continuistas, pero tengo dudas de que sea una apuesta decidida por la sanidad pública, ya que los presupuestos sólo se han incrementado en 100 millones de euros", sentenció Castillo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies