Los cuatro imputados llegan a la Audiencia donde arranca el primero de los juicios por corrupción urbanística

Actualizado 05/05/2008 11:53:49 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 May. (EUROPA PRESS) - -

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, el ex director general de Ordenación del Territorio, Jaume Massot, el ex celador de Obras municipal, Jaume Gibert, y el letrado del Ayuntamiento de la localidad, Ignacio Mir, llegaron hoy sobre las 09.15 horas a la sede de la Audiencia Provincial de Palma, donde a las 10.00 horas aproximadamente dará comienzo el primero de los juicios por una de las 67 piezas en las que está dividido el mayor caso de corrupción urbanística de Baleares.

El primero en llegar fue Hidalgo, quien lo hizo acompañado de su abogado, Rafael Perera a las 09.17 horas, seguido por Massot, quien cruzó la puerta de la Audiencia a las 09.18 horas y a quien esperaba en el interior del recinto su letrado, Miquel Capellà.

Posteriormente llegó el abogado municipal, quien es defendido por el letrado Josep Zaforteza, mientras el último en acudir al lugar fue Gibert, cuya defensa corre a cargo del abogado Juan Luis Matas. A la Audiencia llegaron a primera hora de la mañana los fiscales Anticorrupción, Joan Carrau, y el fiscal Pedro Horrach.

Los cuatro imputados llegaron en coches particulares al recinto y tuvieron que pasar los controles de seguridad rodeados por los numerosos periodistas y fotógrafos acreditados para el juicio, que estará presidido por el magistrado de la Sección Segunda de la Audiencia, Juan Catany, y por los dos jueces que forman parte de la misma, Juan Pedro Yllanas y Diego Gómez-Reino.

El proceso que se juzga en este caso se refiere a la construcción presuntamente ilegal de un chalet del ex alcalde, en cuya ejecución habrían colaborado los otros tres imputados. Además, la vista cuanta con acusación particular, en representación del Consistorio andritxol y de la edil de UM en el Ayuntamiento, Isabel Alemany, y de un Policía Local del municipio.

La Fiscalía acusa a Hidalgo de los delitos de falsedad, prevaricación urbanística y delito contra la ordenación del territorio. En el escrito de acusación, el Ministerio Público solicita seis años de prisión por falsedad, así como una multa de 100 euros durante 20 meses y la inhabilitación especial para un cargo público en la administración por un tiempo de seis años.

Sobre Gibert, la acusación del Ministerio Público pasa por los delitos de falsedad y contra la ordenación del territorio, por los que se piden seis años de prisión e inhabilitación especial para cargo público, mientras que al ex director general de Ordenación del Territorio se le acusa de un delito de prevaricación urbanística por el que el fiscal solicita dos años de prisión e inhabilitación especial para cargo público por un periodo de diez años.

En el escrito de acusación también se imputa al letrado del Ayuntamiento, José Ignacio Mir, de un delito de prevaricación urbanística, por el que se solicita una pena de un año de prisión e inhabilitación especial para cargo público por un periodo de diez años.

Está previsto que durante el juicio, que se prolongará durante tres días, testifique Gabriel Cañellas Rotger, ingeniero agrónomo e hijo del ex presidente del Govern Gabriel Cañellas, varios agentes de la Guardia Civil del Seprona, la concejal de UM en el Ayuntamiento de Andratx, Isabel Alemany, y la arquitecta Cinta Moyá, entre otras de las personas que serán citadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies