Antich cree que los resultados electorales de Cataluña no son "extrapolables" a Baleares

Actualizado 29/11/2010 14:45:43 CET

PALMA DE MALLORCA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha admitido que en los comicios celebrados este domingo en Cataluña los ciudadanos de esta comunidad han ejercido un voto de castigo, en clara referencia al PSC, que ha perdido nueve escaños en relación a las elecciones de 2006, aunque ha considerado que los resultados electorales no son "extrapolables" a Baleares.

En declaraciones a los periodistas, el jefe del Ejecutivo ha indicado que las formaciones que han recibido el "voto de castigo", entre las que también figura ERC, que ha pasado de 21 a 10 diputados, deberán analizar el porqué de esta situación. Además, ha remarcado que ha habido un crecimiento del apoyo al voto nacionalista, que ha ocasionado que se hayan "radicalizado" dos posturas: la nacionalista española y la nacionalista catalana, que han favorecido a PP y CiU.

De este modo, Antich ha destacado que las encuestas previas los comicios catalanes ya reflejaron que la situación era de "mucha dificultad" para el PSC, mientras que en el caso del PSIB "no hay ninguna que no diga que no sube en escaños", por lo que, según ha entendido, se trata de "situaciones completamente diferentes".

El presidente ha remarcado que los ciudadanos saben discernir las discusiones entre formaciones del hecho de tener que "tomar una decisión por una situación muy específica", ha indicado en referencia a la expulsión a UM del Pacte. La población de las islas sabrá valorar la "singularidad" de lo que pasa en Baleares puesto que los presuntos casos de corrupción "nos diferencia un poco de otras Comunidades Autónomas".

No obstante, ha hecho hincapié en que, al margen de esta "situación singular por un tema muy concreto", "no se puede decir que en esta legislatura en el Govern haya habido grandes problemas o discrepancias entre las distintas formaciones políticas". En este sentido, además, ha indicado que hay algunos partidos que, en su propio seno, tienen "muchos más" dilemas que los que tiene el Ejecutivo balear y que, además, éstos aparecen a diario en los medios de comunicación, ha dicho en referencia al PP de Baleares.

Asimismo, ha reconocido que se debe analizar y "tener en cuenta" lo que ha sucedido en Cataluña, "sin perjuicio de que hay una diferencia muy grande" con lo que serán las elecciones en Baleares, ha añadido.

Finalmente, ha dado su enhorabuena a CiU por los resultados obtenidos y ha recordado que, cuando este partido gobernaba Cataluña y él también era presidente del Ejecutivo balear, ambas comunidades tenían una "muy buena relación y trabajo conjunto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies