Antich da la "enhorabuena" a los grupos parlamentarios por la aprobación unánime de la Ley del Sector Público

Actualizado 20/07/2010 16:53:16 CET

PALMA DE MALLORCA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha dado este martes su "enhorabuena" a las diferentes fuerzas políticas con representación parlamentaria tras la aprobación por unanimidad de la Ley del Sector Público Instrumental, con la que se pretende ejercer un mayor control sobre las empresas y organismos públicos con el fin de impedir la aparición de nuevos casos de corrupción.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado el "gran consenso" entre los diferentes grupos parlamentarios, que, en su opinión, "demuestra la sensibilidad de las fuerzas políticas" ante la idea de "poner orden" en el funcionamiento y la gestión de las empresas que son titularidad de la Comunidad Autónoma.

En este sentido, Antich ha asegurado que esta nueva Ley puede significar "un antes y un después" en el funcionamiento de las administraciones, que, en su opinión, actuarán a partir de ahora "de una manera más servicial hacia la gente" y "con mucha más transparencia".

Asimismo, ha subrayado el "muy buen trabajo" llevado a cabo por la Conselleria de Presidencia para impulsar el texto, si bien ha reconocido que "si no hubiera sido por la gran sensibilidad y la voluntad de acuerdo de las grandes fuerzas políticas" su aprobación final "no hubiera sido posible".

Minutos antes de la votación de las cuatro enmiendas presentadas por el PP a la nueva normativa, que finalmente han sido rechazadas a pesar de haber alcanzado un acuerdo durante el trámite parlamentario en las 80 restantes presentadas por los partidos de la oposición, el portavoz del grupo parlamentario popular, Antoni Pastor, ha aseverado que "no tiene ningún sentido" que los partidos que conforman el Govern se opongan a ellas, puesto que su finalidad es que haya "más control" en el sector público y que la Ley sea "más eficiente".

En relación a estas enmiendas, el portavoz del Bloc, Biel Barceló, se ha mostrado "sorprendido" de que los 'populares' estén de acuerdo con los controles que establece la nueva Ley y que, sin embargo, presentaran en su momento enmiendas a la totalidad del texto. No obstante, ha destacado el "amplio" acuerdo que ha habido a la hora de redactar la norma, ya que "más de un 90 por ciento de los artículos tienen consenso".

A pesar de todo, Barceló ha recordado que con esta Ley "no bastará" para controlar por completo la corrupción, ya que, en su opinión, los partidos políticos y las administraciones deberán llevar a cabo más acciones para impedir que vuelvan a suceder hechos como los ocasionados durante la pasada legislatura. Según el portavoz del Bloc, en el anterior mandato hubo personas "que se aprovecharon de la situación de poco control para llevar a cabo las acciones de corrupción". Por ello, ha insistido en que la Ley aprobada este martes es "importante" ya que permite controlar las empresas públicas que fueron, ha dicho, "mal aprovechadas" entonces.

En este sentido, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antoni Diéguez, ha asegurado que a partir de ahora "será mucho más difícil que pasen cosas como las que han pasado", en relación a los casos de corrupción destapados hasta el momento en Baleares, puesto que la finalidad de la Ley es "evitar que haya desorden y descontrol" en la gestión de las empresas públicas.

Así, ha destacado que éstas deberán "rendir cuentas" cada seis meses al Parlament mediante la presentación de sus cuentas ante todos los grupos políticos, lo que supone, desde su punto de vista, "un avance muy importante desde el punto de vista de la transparencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies