ARCA exige retirar los carteles publicitarios del Casal Solleric

Publicidad de las exposiciones del Casal Solleric
CONCHA GALLEGO/ARCA
Publicado 30/12/2016 13:39:57CET

PALMA DE MALLORCA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

ARCA Patrimoni ha exigido este viernes retirar los carteles publicitarios del Casal Solleric ya que el edificio señorial, en el cual se han hecho "inversiones millonarias", "está siempre parcialmente cubierto" y es "imposible poder fotografiarlo correctamente".

En un comunicado, ARCA ha explicado que se trata de banderolas de publicidad sobre las exposiciones que se llevan a cabo dentro del recinto.

"Es imposible poder fotografiar correctamente un edificio señorial y público de primera magnitud en el cual hemos hecho inversiones millonarias", ha incidido la entidad.

En total, ARCA ha contabilizado cinco mástiles en la acera, a escasos metros del edificio, que en algunos casos tienen varios banderines, de forma que "tapan" la fachada.

ARCA considera que esta "excesiva publicidad cultural que perjudica la imagen patrimonial" es "un contrasentido" y ha recordado que "no es nuevo" ya que "hace muchos años que la visión del Solleric está cubierta por numerosos banderines ante la pasividad de los sucesivos responsables municipales", un hecho que la entidad también denunció durante la pasada legislatura.

Por ello, ARCA ha pedido retirar los mástiles y publicitar las exposiciones "de forma más discreta": "Pensamos que el número de personas que visitarán las exposiciones no disminuirá, pero el placer de contemplar el edificio del Solleric y fotografiarlo será inmenso".

"Es deber de los responsables municipales velar y proteger la imagen de la ciudad de Palma, más todavía cuando estamos hablando de un edificio público", ha concluido la entidad.

Según información facilitada por ARCA, el Casal Solleric es una casa señorial construida en la segunda mitad del siglo XVIII, siguiendo la tradición mallorquina con soluciones decorativas del barroco italiano y francés. El encargado de la edificación fue el maestro de obras Gaspar Palmer y en la decoración trabajó el italiano Soldati.

Es un edificio de propiedad pública desde 1975 y desde 1985 es un Centro Cultural coordinado por el Ayuntamiento de Palma.

Esta denuncia se enmarca dentro de una campaña de ARCA para preservar los edificios históricos de Palma y mejorar la imagen estética de la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies