Armengol apuesta por un modelo turístico que fomente la cohesión

Armengol en Innsbruck
CAIB
Actualizado 10/05/2016 17:28:42 CET

PALMA DE MALLORCA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido este martes en Innsbruck (Austria) un modelo turístico que fomente la cohesión territorial y de las distintas regiones de la Unión Europea, haciendo especial hincapié en el modelo del archipiélago balear.

La líder del Ejecutivo balear ha dirigido un debate en el que se ha analizado el papel de la industria turística, no tan sólo como elemento puramente económico, sino como eje vertebrador de un trabajo conjunto entre los diferentes territorios de la Unión Europea.

Así, ha remarcado que "Baleares es una tierra de encuentro de culturas, muy visitada por los europeos". "Nos interesa mucho poder explicar nuestra experiencia en temas de turismo, equilibrio territorial, necesidad de sostenibilidad y de protección del paisaje". Las Islas, ha dicho, son un territorio que está preparado para acoger a 13,5 millones de visitantes, "pero que también tiene sus problemas, como tienen muchas regiones europeas".

Por ello, ha considerado que el turismo tiene algunos retos importantes que es necesario "afrontar conjuntamente" y, en este sentido, ha abogado por trabajar sobre la huella ecológica que deja el turismo intensivo en muchas regiones de Europa. "Creo que hay que incidir mucho en cómo trabajar la sostenibilidad del paisaje y del territorio", ha declarado.

Armengol, también presidenta de la Comisión de Recursos Naturales del Comité de las Regiones de la UE, ha asegurado que "hay que poner en valor que, desde el poder local y regional, podremos servir mejor a los ciudadanos y alimentar el espíritu europeísta. Hablamos del principio de subsidiariedad que es fundamental en la UE", ha dicho.

Además, ha destacado la necesidad de "reanudar los principios europeos que nos hicieron nacer, hacer más visible esta comisión y poder influir más en la toma de decisiones políticas. Sería un placer poder escuchar más a los representantes de los poderes locales que, sinceramente, están mucho más cerca de lo que piensan los ciudadanos y de sus problemas".

La presidenta también ha incidido en que "hay que trabajar todo lo que hace referencia a la economía colaborativa, que sin duda tiene su trascendencia, pero hay que conjugarla muy bien con los derechos de los ciudadanos a tener una vivienda y una residencia a un precio asequible, y es sabido que en algunas ciudades europeas se están creando problemas en este sentido".

Asimismo, ha considerado necesario tratar los temas de conectividad y transporte, porque, en caso contrario, "es imposible que según qué zonas puedan llegar a tener este turismo que ayude al mundo rural a tener otra actividad económica".

También ha valorado como "esencial" el reconocimiento de los territorios rurales "como centros de desarrollo e innovación, que contribuyen a la estrategia 2020 en el marco de una relación equilibrada con los centros urbanos con el fin de conseguir el equilibrio territorial".

Armengol ha tenido palabras para la denominada "economía azul", que ha calificado de "muy importante" para Baleares y ha explicado la necesidad de ligar este tipo de economía "a la capacidad de generar puestos de trabajo, con la capacidad de tener una formación profesional adecuada para tener capacitaciones que son muy bien consideradas."

Finalmente, ha reclamado la universalidad de la sanidad y ha explicado líneas de trabajo en temas como seguridad alimenticia y alcohol y mundo rural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies