Armengol pide sumar fuerzas en un "impulso final" para conseguir que el Estado compense "realmente" la insularidad

Publicado 28/02/2018 21:30:34CET

La presidenta felicita al juez Castro por "contribuir a que estas islas recuperasen el camino de la ética y la honestidad"

PALMA DE MALLORCA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha pedido este miércoles sumar fuerzas en un "impulso final" para "conseguir que el Estado compense realmente las desventajas de la insularidad".

Así lo ha manifestado durante discurso en el acto de entrega de las Medallas de Oro y los Premios Ramon Llull, en el marco de las celebraciones por el Día de Baleares, este jueves 1 de marzo.

En su intervención, la presidenta ha apelado al diálogo, del que "emana uno de los mayores consensos" en Baleares, según Armengol, "la reivindicación con una sola voz de la financiación y del REB".

En este contexto, la presidenta ha agradecido a los presentes la "altura de miras demostrada" para "hermanarse" alrededor "de una reivindicación nunca respondida".

Por ello ha pedido "un esfuerzo más" para conseguir este objetivo manteniendo el "espíritu" de unión y "aparcando los intereses individuales". "Caminemos al mismo paso hacia un horizonte que garantice a nuestros ciudadanos y a nuestras empresas los mismos derechos y oportunidades que los del resto del Estado", ha dicho.

MEDALLAS DE ORO Y PREMIS RAMON LLULL

En el acto, que ha arrancado a las 20.00 horas en el Palacio de Congresos, se ha entregado la Medalla de Oro -la más alta distinción que concede el Govern- el investigador Lluís Quintana-Murci y la escritora Carme Riera.

Asimismo, se han otorgado los Premis Ramon Llull al juez José Castro; el poeta Manel Marí, fallecido en enero en Valencia; el historiador Santiago Colomar; el cantante lírico Simon Orfila; la Taula de Xarxes del Tercer Sector Social; las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil; Astilleros de Mallorca; la directora teatral Merche Chapí; la ex vicecónsul honoraria británica en Menorca, Deborah Bridget; el Teatre del Mar, el Club Náutico de Ibiza y el Lobby de Mujeres de Mallorca.

A lo largo de su discurso, Armengol ha dedicado unas palabras a todos los premiados y ha abordado distintos temas como la lucha contra la violencia de género y la brecha salarial, la estrategia de cronicidad, la transición hacia las energías limpias, el reparto de riqueza, el refuerzo del tejido industrial y la mejora de la competitividad de Baleares.

También ha hecho mención a la integridad y los valores colectivos, momento en el que se ha referido expresamente al juez José Castro -instructor del caso Palma Arena de corrupción política- por trabajar "sin descanso para contribuir a que estas islas recuperasen el camino de la ética y la honestidad".

"Un camino que nunca deberíamos haber abandonado, porque las administraciones sólo tienen sentido si están al servicio de los ciudadanos", ha apostillado la presidenta.