La Audiencia juzga este martes a un entrenador balear por abusar de dos menores de los que era monitor

Actualizado 23/04/2013 9:15:22 CET

La acusación pública señala que chantajeaba emocionalmente a los dos niños a fin de que le consintieran los abusos

PALMA DE MALLORCA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma juzgará este martes a un entrenador balear acusado de abusar sexualmente de dos menores aprovechando que era su monitor y atemorizándoles con suicidarse o echarles del equipo deportivo si no acataban lo que les decía. La Fiscalía reclama once años de prisión para el procesado.

En concreto, el Ministerio Público le considera autor de un delito continuado de abuso y agresión sexual a un menor de 13 años, por el que reclama cuatro años de cárcel, así como uno continuado de agresión sexual a otro niño de la misma edad por el que pide siete años de privación de libertad. Junto a estas penas, la acusación reclama que indemnice a cada uno de los menores con 3.000 euros por daños morales y psíquicos.

En su escrito de calificación, la Fiscalía señala que los hechos se produjeron entre febrero y marzo de 2011, periodo en el que Juan M.S. contaba con 22 años y ejercía de entrenador y voluntario del Grupo de Educadores de Calle y Trabajo con Menores (GREC).

Según la acusación, una vez ganó la estima y la confianza de los menores, comenzó a exigirles que realizaran con él actos sexuales, lo que sucedió en al menos cuatro ocasiones. Para obligar a los dos niños, les advertía de que si no le obedecían él se suicidaría, les echaría del equipo o contaría a la Policía "lo que estaban haciendo", haciéndoles a su vez pequeños regalos para ganarse su estima.

La Fiscalía recalca que el procesado, quien estuvo en prisión provisional entre el 20 de abril y el 12 de mayo de 2011, sufría un retraso mental límite moderado 'borderline', lo que limitaba su capacidad de comprensión de los hechos y alteraba sus capacidades intelectivas, con un grado de discapacidad del 10 por ciento.

El acusado era monitor de un equipo de fútbol de preadolescentes y, según informó la Policía tras su detención por estos hechos, ya había sido denunciado años antes por otro menor por acoso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies