Aumentan en torno a un 25% las operaciones estéticas con la llegada del verano

Operación en un quirófano
EP/SESCAM
Actualizado 11/06/2011 19:38:15 CET

PALMA DE MALLORCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Con la llegada del verano y el buen tiempo llega la temida 'operación bikini' que cada año arrastra a gran cantidad de personas a cuidar su aspecto físico haciendo más ejercicio o controlando su alimentación, mientras que otras recurren a las clínicas de estética, las cuales ven incrementada su actividad en torno a un 25%, según ha señalado el responsable de la Unidad de Cirugía Plástica y Reparadora de la Policlínica Miramar, Juan Rabell.

En declaraciones a Europa Press, el experto ha indicado que en los meses previos al verano -marzo, abril y mayo principalmente- esta clínica suele incrementar el volumen de operaciones de estética que realizan y que en su mayor parte son intervenciones mamarias y liposucciones.

Rabell ha señalado que la "operación estrella" estos meses es la cirugía mamaria, que supone en torno al 60% del global de intervenciones estéticas. El perfil de las pacientes que se someten a esta técnica suele ser el de mujeres entre los 20 y los 50 años aproximadamente.

Cabe señalar, no obstante, que mientras las más jóvenes suelen someterse a incrementos del volumen de pecho, también hay muchas mujeres a las que les aumenta como consecuencia de la menopausia y se someten a operaciones de estética para reducirlo.

Las liposucción también es una de las intervenciones más frecuentes, concretamente ocupa cerca del 15% de todas las operaciones de estética, ha indicado Rabell. El experto ha apuntado que en verano esta práctica se ralentiza notablemente a mediados de junio porque el postoperatorio requiere llevar una faja que puede ser molesta en los meses más calurosos.

Respecto al perfil de las personas que se hacen liposucciones, Rabell ha subrayado que también son mujeres entre los 20 y los 40 años aproximadamente. El médico ha puntualizado que para esta técnica se requiere que "la calidad de la piel sea mayor" por lo que lo recomendable es hacerla antes de los 45 años.

Rabell ha destacado que la liposucción suele ser una operación "complementaria" a otras intervenciones. Así, ha puesto como ejemplo que ahora también se realiza como "fuente para obtener células madre" para otras técnicas, como el aumento de mama.

Por otra parte, octubre y noviembre suelen ser otros meses en los que las clínicas de estética incrementan su actividad. Rabell ha explicado que ello puede deberse a que en Mallorca hay un alto porcentaje de trabajadores ligados al sector turístico y que, una vez finalizada la temporada, tienen más disponibilidad.

El responsable de la Unidad de Cirugía de la Policlínica Miramar ha precisado que en estos meses son "muy frecuentes" las abdominoplastias que buscan recuperar la firmeza de esta zona. Rabell ha explicado que suelen practicarse en esa temporada porque así el paciente tiene todo el invierno por delante para que la cicatriz se reduzca y cure bien.