Aviba presenta alegaciones al decreto del alquiler turístico

Turistas playa
Getty - Archivo
Actualizado 27/03/2018 12:36:12 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Baleares (Aviba) ha presentado una serie de alegaciones al decreto que regula el alquiler turístico y han destacado que este sector se está regulando con "datos irreales" ya que Baleares está inmersa en una "burbuja turística" propiciada por la crisis que se está produciendo en otros destinos turísticos competidores.

De esta manera, han explicado que desde su "neutralidad" ya que no tienen "interés directo en la comercialización" consideran que "mejorarán la propuesta inicial" y "supondrá un beneficio para la mayoría de la población".

Respecto a la zonificación, que destaca que se va a revitalizar determinados pueblos del interior, Aviba considera que puede llegar a ser una medida "perjudicial" porque al "aumentar las estancias turísticas" en ciertas áreas de Mallorca puede hacer que estas "pierdan esa identidad por las que merecen ser visitadas". "Es más, se producirá un alquiler más alto para los residentes y puede provocar inversiones inmobiliarias exclusivas para turistas", han agregado.

Además, explican que el decreto se basa en los "datos turísticos coyunturales" que se están produciendo en Baleares debido a la crisis turística existente en zonas del Norte de África o Turquía.

De esta manera aseguran que el turismo actual "no es real" sino que está viviendo "una burbuja turística que se desinflará cuando se normalice la situación en estos países".

También consideran que si se desarrolla un plan de viviendas vacacionales en suelo rural en "un contexto irreal" se estará "fomentando una presión turística que será irreversible".

PERDER CALIDAD

Entre otras consideraciones, Aviba también alerta al Consell de Mallorca que, con las medidas que se quieren adoptar en según qué materias, se corre el riesgo de perder calidad porque las explotaciones turísticas están obligadas a cumplir "unos requisitos muy estrictos, como por ejemplo en materia de incendios", cosa que no se aplica en los edificios residenciales.

Asimismo, ven con preocupación "la introducción generalizada" de las estancias turísticas en vivienda y creen que la zonificación propuesta por el Consell "no servirá para mantener este tipo de viviendas en unos límites asumibles por Mallorca como sociedad y como destino turístico".

Por esto, proponen "restringir más los criterios en las viviendas plurifamiliares que en las unifamiliares y restringir más en zonas saturadas que en las no saturadas" porque, tal como dicen, "en litoral saturado y pueblos con presión turística se permite 60 días/año", y se deberían "excluir meses de julio y agosto" para evitar la presión, pemitiéndose todo el año en litoral no saturado".