El Ayuntamiento inicia los trámites para subastar el edificio Flex por un precio mínimo de salida de 6.217.000 euros

Actualizado 06/08/2010 15:19:34 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Palma ha decidido en una Junta de Gobierno extraordinaria iniciar los trámites para subastar públicamente el edificio Flex, situado en la calle Aragón de Palma, por un precio mínimo de salida de 6.217.000 euros, que se corresponde con la tasación municipal.

El concejal de Hacienda y Presupuestos de Palma, Andreu Alcover, ha informado de este anuncio en una rueda de prensa en la que ha señalado que los pliegos de la subasta saldrán a principios de septiembre, de manera que en el último trimestre de este año se sabrá ya si finalmente el edificio se subasta o se busca otra solución.

En este sentido, Alcover ha explicado que el Consistorio se planteó tres posibles vías para dar salida a este inmueble. Así, una de ellas era reformarlo para convertirlo en oficinas del Ayuntamiento. No obstante, se apartó por el momento esta opción por el elevado coste que conllevaría, de más de cinco millones de euros.

Otra de las opciones sería proceder a su demolición, si bien el Consistorio considera esta alternativa como la última en el orden de prioridades debido a la "pérdida patrimonial" que supondría, además de que la normativa actual tan sólo permite construir en una superficie inferior a la actual. El coste de la demolición sería de 1,5 millones de euros aproximadamente.

De esta manera, el Ayuntamiento ha considerado que la vía de la subasta es la más viable en estos momentos atendiendo a varias razones. Así, Alcover ha subrayado que sería la opción más rápida, puesto que los plazos están muy marcados y antes de que finalice el año ya se sabrá si se subasta o no. Además, han tenido alguna oferta de inversores privados que les ha hecho pensar que el mercado inmobiliario está retomando la actividad, por lo que pueden haber más ofertas.

Por otra parte, Alcover ha apostillado que esta opción no es incompatible con las otras dos opciones, de modo que pueden iniciarse los trámites de la subasta sin llegar a descartar las otras dos posibilidades.

Cabe recordar que el Ayuntamiento ya sacó a subasta este inmueble hace unos años y se adjudicó a la inmobiliaria Layetana por un precio de nueve millones de euros, si bien la empresa finalmente lo rechazó y tuvo pagar una fianza de 360.000 euros. De esta manera, el concurso quedó desierto y siguió siendo de titularidad municipal. El Consistorio no ha querido volver a sacar el edificio a subasta hasta ahora porque la situación del mercado inmobiliario no era buena y no quería "malvender" el inmueble.

El edificio Flex ha sido objeto de polémica durante años por la grave problemática humana, de seguridad y salubridad, que se vive en el inmueble. Alcover ha apuntado que hace dos meses se iniciaron los trámites para proceder al desalojo de las personas que todavía viven en el inmueble, para lo que se ha pedido una orden judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies