El Ayuntamiento, tras la tala del ficus de Plaza España: "La tala es siempre el último extremo de reducción de riesgo"

Tala ficus plaza de España
CORT
Publicado 05/07/2017 18:10:09CET

PALMA DE MALLORCA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Palma ha explicado este miércoles que "la tala de un ejemplar es siempre el último extremo de reducción de riesgo", después de eliminar un ficus de Plaza España por razones de seguridad.

Así lo ha indicado la jefa del servicio de Parques y Jardines, Inma Gascón, en una rueda de prensa en la que el regidor de Infraestructuras y Accesibilidad, Rodrigo A. Romero, ha expuesto el Plan de Gestión del Arbolado del Ayuntamiento, en vigor desde 2012.

Rodrigo ha afirmado que Palma "es un municipio pionero con la gestión del arbolado" y ha defendido que la prioridad del consistorio "es conservar el patrimonio verde de la ciudad pero igualmente la seguridad para las personas, y por lo tanto evitar riesgos para la ciudadanía".

El regidor también ha argumentado que la gestión del arbolado "es complicado a un entorno agresivo como el urbano, donde no se pueden desarrollar las raíces y las copas de los árboles como haría falta".

Romero ha afirmado su departamento trabaja para el ensanchar las aceras estrechadas, también por motivos de accesibilidad, "para poder plantar nuevos ejemplares que puedan crecer con más normalidad".

Por su parte, Gascón ha destacado que la gestión del arbolado busca "que el patrimonio verde que tenga la ciudad en 25 años sea mejor que el que hay ahora". "Mantenemos parques, mantenemos jardines, pero también intentamos mejorar el patrimonio del arbolado" ha afirmado.

FICUS DE PLAZA ESPAÑA

Respecto a la tala del ficus de Plaza España, Gascón ha dicho que "la tala de un ejemplar es siempre el último extremo de reducción del riesgo" y que prevalecen otras soluciones como la reducción de copa, y el desplazamiento o limitación de los riesgos.

Gascón ha destacado que con el plan de gestión hay "revisión continua" de los ejemplares por parte de profesionales. También ha reclamado la colaboración ciudadana, "identificando las posibles situaciones de riesgo, como pasó el pasado viernes con el ficus de plaza de España".

También ha pedido "confianza y respeto" para el trabajo de los profesionales del servicio. "Trabajamos con estructuras vivas, que sufren alteraciones, que se ven modificadas en función de las condiciones climáticas", ha recordado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies