Baleares, la Comunidad con más alumnos repetidores, con un 40 por ciento, según el informe Pisa

Actualizado 06/12/2016 16:26:29 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Baleares es la Comunidad Autónoma con más alumnos repetidores (un 40 por ciento de estudiantes del total) junto a Murcia, Extremadura, Canarias y Andalucía, según los resultados de la última edición del Programa Internacional para la Evaluación de Alumnos (Pisa) que hace cada tres años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a alumnos de 15 años de 72 países.

Sin embargo, los datos confirman una evolución positiva en las islas en cuanto a competencia lectora, al pasar de los 476 puntos de 2012 a los 485 de 2016. El Govern destaca en este sentido que el archipiélago poco a poco se van acercando a la media española, cuyos resultados se encuentran prácticamente en la media de la UE.

De hecho, es en esta competencia donde se produce el crecimiento más significativo desde 2009 (+28 puntos), mientras en España en el mismo periodo el crecimiento es mucho más moderado (+15 puntos) y se produce un estancamiento en el conjunto de países de la OCDE de media.

Los resultados más negativos se dan, en relación con la media nacional, en competencia científica, con un índice de 485 puntos (la media en España es de 493) y en matemáticas, con 476 (frente a los 486 a nivel nacional).

Más en concreto, en Competencia Científica el incremento en Baleares respecto a 2009 es de 24 puntos, mientras en a nivel nacional los resultados han mejorado de manera poco significativa (+5 puntos) y han disminuido ligeramente de promedio en la OCDE. En esta competencia los niveles son similares en el País Vasco, Luxemburgo, Italia o Rusia.

En Competencia Lectora es donde se produce el crecimiento más significativo desde 2009 (+28 puntos), mientras a nivel estatal en el mismo periodo el crecimiento es mucho más moderado (+15 puntos) y se produce un estancamiento en el conjunto de países de la OCDE de media.

Mientras tanto, en Competencia Matemática, el incremento respecto a 2009 es más moderado (+12 puntos) mientras se produce un ligero incremento medio en España en el mismo periodo (+3 puntos) y una disminución en el conjunto de países de la OCDE en promedio de más de 10 puntos.

En este sentido, el conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha valorado positivamente el último informe puesto que "nos acercamos a la media española en todas las competencias evaluadas y ahora el reto se consolidar esta línea de mejora y aplicar medidas que doten de estabilidad y calidad en el sistema educativo de las islas".

March ha añadido que el objetivo del Govern al finalizar la legislatura es el de situar a Baleares como mínimo a la media estatal, además de impulsar medidas "a todos los niveles para crear un entorno educativo estable y equitativo".

Por ello, subraya que resultarán esenciales tanto el Pacto Educativo como el Plan de Éxito, con el apoyo de toda la comunidad educativa y los sectores políticos, económicos y sociales de las islas.

Pisa también constata que los alumnos inmigrantes obtienen peores resultados que los nativos. En este sentido, el informe señala que las comunidades autónomas españolas con mayor proporción de alumnado inmigrante en edad Pisa son Madrid, Cataluña, Baleares y La Rioja.

LOS ALUMNOS NATIVOS RINDEN MÁS

En todas las comunidades autónomas los alumnos nativos rinden más que los de origen inmigrante, siendo la diferencia superior a la que se produce en la OCDE y en la UE. El informe destaca asimismo las altas cifras de repetición del alumnado español, uno de cada tres alumnos de 15 años repite curso, 20 puntos por encima de la media europea.

Curiosamente, señala el Govern, las puntuaciones medias de los alumnos repetidores españoles son más altas que la media de la OCDE y de la UE y en cuanto al nivel de competencias adquiridas se demuestra que una gran parte de estos alumnos han adquirido las competencias básicas en ciencias, obteniendo buenos resultados en Pisa.

El informe recomienda revisar las políticas de repetición de curso en la enseñanza obligatoria.

En concreto, Pisa evalúa a alumnos de 15 años, independientemente del curso en el que se encuentren, de ciencias, matemáticas y lectura. Se trata de una prueba que evalúa competencias y por tanto no está diseñada para evaluar el aprendizaje de los contenidos específicos fijados en los currículos. En este sentido, el elevado porcentaje de alumnos repetidores que hay en el sistema educativo afecta negativamente a los resultados.

El informe parte de la consideración de que las competencias de los alumnos se deben a factores familiares, sociales, culturales y escolares y, por ello, además de las pruebas que hacen los alumnos también se recogen informaciones de su entorno. Las pruebas Pisa ofrecen muchos datos complementarios como los resultados por sexo, por área de conocimiento, por origen social, los estudios de los padres, los libros que hay en casa, si son repetidores, inmigrantes, etc.

En las próximas semanas, antes de las vacaciones de Navidad, el IAQSE elaborará y publicará un informe detallado referido a las Islas Baleares.