En Baleares se han registrado ya 270 testamentos vitales, a los que no pueden acceder los menores de edad

 

En Baleares se han registrado ya 270 testamentos vitales, a los que no pueden acceder los menores de edad

Actualizado 24/04/2008 17:26:50 CET

En cambio hay otras comunidades donde sí que pueden expresar sus últimas voluntades

PALMA DE MALLORCA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) - -

La Oficina de voluntades anticipadas de Baleares tiene ya registrados un total 270 testamentos vitales en su primer año de funcionamiento. Se trata de declaraciones anticipadas referentes a personas mayores de edad puesto en que la comunidad autónoma no está permitido que los menores de 18 años puedan expresar su última voluntad.

Así lo señaló hoy la directora del Registro de voluntades anticipadas de las Islas, María Borrás Rosselló, durante la celebración del I Congreso estatal sobre los derechos de los menores en el ámbito sanitario que se celebra hoy y mañana en la capital balear y que congrega a expertos en la materia de ámbito nacional y autonómico.

El Registro de últimas voluntades de Baleares sólo permite que el testamento vital lo expresen las personas mayores de edad, con "capacidad plena", impidiendo a los menores poder dejar constancia sobre su deseo de "alargar la vida mediante técnicas de soporte vital o sobre determinados tratamientos médicos" y otras cuestiones que afectan a su propio cuerpo y destino.

Según explicó Borrás, esta posibilidad sí está contemplada en comunidades como Navarra, Valencia y Andalucía, donde se considera que el 'menor maduro', a partir de los 12 años, tiene una capacidad suficiente para involucrase en la toma de decisiones que afectan a su persona, en este caso relativas al ámbito sanitario.

Precisamente, dicha diferenciación entre comunidades acerca de la capacidad del menor para realizar el "acto de reflexión" que implica la declaración de las últimas voluntades, es uno de los aspectos que centran el debate entre los expertos que participan en el Congreso.

En este sentido se pronunció otro de los ponentes, el psiquiatra y coordinador de la Unidad de Salud Mental Infantil y Juvenil de Baleares, Oriol Lafau, quien explicó que "el conflicto se manifiesta cuando hay que discernir entre la capacidad de decidir que tienen los jóvenes de 12 a 15 años -tramo de edad en el que se considera que despierta el grado de madurez- y sus derechos".

De este modo, Lafau precisó que los profesionales de diversos ámbitos tiene que resolver aspectos relativos a la confidencialidad del menor, las transfusiones sanguíneas, la interrupción voluntaria del embarazo, que son algunos de los asuntos que están siendo objeto de reflexión de los asistentes al evento.

El conseller de Salud, Vicenç Thomàs, participó en la inauguración del Congreso, junto con la consellera de Bienestar Social, Josefina Santiago, quien apuntó que el encuentro debe servir para debatir cuestiones que "socialmente están aceptadas y que en cambio no tienen un apoyo legal".

Mañana viernes, tendrá lugar otra mesa de debate sobre 'El consentimiento del menor en el ámbito sanitario', en la que los expertos opinarán acerca de la toma de decisiones por parte de los menores de edad ante determinadas enfermedades.

El evento se desarrolla en el salón de actos del edificio Gaspar Melchor Jovellanos del campus universitario de la capital balear y cuenta con la asistencia de unas 200 personas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies