Barceló remarca que la reforma busca un "equilibrio" entre patronal y sindicatos y respeta el rechazo de las centrales

 

Barceló remarca que la reforma busca un "equilibrio" entre patronal y sindicatos y respeta el rechazo de las centrales

Actualizado 17/06/2010 20:41:46 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Govern y consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, manifestó hoy su "máximo respeto" ante el rechazo de los sindicatos a la reforma laboral aprobada ayer por el Consejo de Ministros, si bien remarcó que se trata de una medida que pretende conseguir un "cierto equilibrio" entre las diversas propuestas que se han elaborado por parte de las centrales y de la patronal española.

En este sentido, Barceló aseguró que el Govern entiende "perfectamente" la opción de los sindicatos de convocar una huelga general ante la aprobación de esta medida, aunque afirmó que "lo mejor hubiera sido un acuerdo" entre éstos y la Confederación Española de Organizaciones de Empresas (CEOE), que no se ha materializado.

La consellera de Trabajo destacó que la reforma "no quita ningún derecho" a la contratación indefinida actual, sino que tiene como finalidad atajar la eventualidad e incentivar la contratación juvenil, puesto que los trabajadores temporales y los jóvenes son los dos colectivos que tienen "más dificultades" a la hora de incorporarse "con garantías" al mercado laboral, en el que, según reiteró, existe una precariedad "inmensa".

Asimismo, la portavoz del Ejecutivo autonómico recordó que el nuevo reglamento contempla medidas como el incremento de las indemnizaciones en el contrato laboral y la modificación de los contratos en prácticas o en formación, así como la regulación de la participación en el proceso de intermediación de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

En relación al abaratamiento del despido, Barceló aseguró que el problema del mercado laboral no es tanto el coste que supone rescindir un contrato como las dificultades a la hora de incorporar gente nueva.

En este sentido, la consellera de Trabajo remarcó también la "flexibilidad" que aporta la reforma a la hora de fijar reducciones de jornada, una medida que, según dijo, "ayuda a que una empresa con dificultades con llegue al despido".

A pesar de todo, al ser preguntada por los periodistas sobre si ella hubiera llevado a cabo una reforma igual, la portavoz del Govern calló y explicó entre risas que no podía responder a esta cuestión.

EL GOVERN SE OPONE A LA TASA ECOLÓGICA ALEMANA

Por lo que se refiere a la nueva tasa aérea medioambiental propuesta por la canciller de Alemania, Angela Merkel, para reducir el déficit público de su país, la portavoz del Govern aseguró que a las islas "no les va bien" esta tasa puesto que significa un aumento del precio del transporte aéreo para los 3,61 millones de turistas germanos que acuden cada año a Mallorca.

Según Barceló, el Govern ha hecho peticiones "de presión" para que este impuesto no llegue a aplicarse, puesto que podría suponer un incremento del 30 por ciento en el precio de los billetes con destino a Baleares.

La también consellera de Turismo aseveró que "una de las cosas que más une a Europa es el transporte y la movilidad", por lo que las políticas comunitarias en este sentido deberían ser aún "más comunitarias".

En este sentido, la portavoz del Ejecutivo autonómico remarcó que la política de transporte debería ser una política de "máxima concertación" entre los países de la Unión Europea (UE), puesto que la movilidad de los ciudadanos es "lo que más marca" la movilidad europea. "Esperemos que no se llegue a aplicar esta tasa", concluyó Barceló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies