Bauzá: "Por mucho ruido que hagan en la calle, lo que prevalece es la mayoría silenciosa de las urnas"

José Ramón Bauzá
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 21:26:48 CET

PALMA DE MALLORCA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, se ha referido este viernes a las diferentes 'caceroladas' que ha recibido esta semana en Inca y Manacor, donde llegó a sufrir un ataque con piedras y objetos contundentes, y ha remarcado que "por mucho ruido que hagan en la calle, lo que prevalece es la mayoría silenciosa de las urnas".

En declaraciones a la prensa antes de asistir a la sesión extraordinaria de la Real Academia de Farmacia de Cataluña (RAFC), Bauzá ha calificado estos actos de "violentos y vandálicos", si bien ha apuntado que únicamente "representan a una pequeña minoría", una "minoría que habitualmente se define como demócrata pero que practica este tipo de hechos", ha criticado.

Cabe recordar que el pasado martes por la noche el presidente autonómico y líder de los 'populares' en Baleares sufrió un ataque en el que resultó herido uno de sus escoltas, en una protesta en la que el Govern llegó a temer por su integridad física, un acto que calificó de "odio y mucha agresividad", según dijo posteriormente el conseller de Presidencia, Antoni Gómez.

Precisamente, el miércoles en Madrid el propio Bauzá se manifestó en el mismo sentido que este viernes cuando tildó de "vandálicos y violentos" los actos contra uno de sus escoltas. "La intolerancia de una minoría que actúa con violencia, nunca podrá suplantar la identidad de una mayoría silenciosa", aseguró.

Además, este mismo jueves Bauzá, siguiendo con su ronda de contactos que mantiene en los pueblos de cara al Congreso Regional que celebrará su partido, se desplazó a Inca, donde cerca de 200 personas le estaba esperando, en medio de fuertes medidas de seguridad, para mostrarle su rechazo a las medidas emprendidas al frente de su Ejecutivo.

A su llegada, las personas concentradas, que portaban algunas banderas independentistas, le lanzaron varios huevos, uno de los cuales dio a uno de los escoltas del presidente.

Sobre este asunto se ha manifestado también el portavoz del Govern, Rafael Bosch, quien ha mostrado este viernes su "absoluto rechazo a cualquier manifestación de carácter violento" y ha considerado que este tipo de actos no tienen cabida en un Estado democrático, por lo que ha lamentado estas "actuaciones de grupos minoritarios" contra una persona que, además, es el "representante de la soberanía popular".