La CAEB destaca 2017 como "el año de la normalización" con un tejido productivo y fuerza laboral en niveles "elevados"

Carmen Planas, presidenta de CAEB
CAEB
Publicado 06/02/2018 16:49:18CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB) ha presentado este martes el último informe CAEB Empresa y Empleo en el que descata que 2017 ha sido "el año de la normalización" en el que el tejido productivo y la fuerza laboral "se sitúan en niveles históricamente elevados".

Según ha recogido en un comunicado la patronal, la presidenta de la CAEB, Carmen Planas, ha recalcado que 2017 "se ha saldado con un balance anual que destaca no solo por la recuperación del tejido empresarial y del empleo registrados hace una década, sino también por la progresiva normalización de los parámetros laborales más afectados durante la fase recesiva en términos de estabilidad, temporalidad, parcialidad y empleabilidad, entre otros".

A ello, ha añadido, "ha contribuido la consolidación de la recuperación económica observada a lo largo del ejercicio tanto a nivel regional", creando un contexto "favorable" que "ha alentado las expectativas empresariales".

De esta manera, ha continuado, "ha redundado en nuevos proyectos de inversión, y ha posibilitado, con ello, la regeneración del tejido productivo y la creación de empleo". Así, el número de empresas afiliadas al Régimen General de la Seguridad Social se ha incrementado un 2,8 por ciento por segundo ejercicio consecutivo.

Se ha contabilizado una media anual de 43.735 empresas afiliadas. Por su parte, la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social se ha incrementado un 5,5 por ciento, un aumento que se erige como el más intenso del territorio nacional (3,5 por ciento).

El número medio de trabajadores afiliados ha alcanzado, con 480.471 personas, un máximo histórico que supera los registros contabilizados en 2007 (455.694 personas). De esta manera, Balears se sitúa como la única comunidad autónoma que ha superado los niveles de empleo previos a la crisis, cuando la media nacional (18.126.907 personas) aún permanece por debajo (19.152.331 personas en 2007).

CAPITAL HUMANO

Desde la patronal han expuesto que la normalización del mercado de trabajo está posibilitando la mejora de parámetros laborales de índole más estructural, como son el aprovechamiento de las capacidades y habilidades del capital humano, la empleabilidad de aquellos segmentos de la población con mayores dificultades de acceso o reinserción al mercado laboral y las condiciones de contratación.

En este sentido, Planas ha indicado que "por lo que respecta al aprovechamiento de las capacidades y habilidades del capital humano, destaca la creciente incorporación de fuerza laboral de cualificación elevada".

Por otra parte, Planas ha resaltado "la predisposición del tejido productivo regional a la contratación indefinida que se hace evidente a través del aumento muy destacado que ha experimentado esta modalidad (19,6 por ciento) frente a la contratación de duración determinada (6,5 por ciento)".

De esta manera, "la ratio de temporalidad se ha reducido significativamente" hasta seis contratos temporales por cada nuevo contrato indefinido, cifra que rebaja, por primera vez desde el inicio de la crisis, la temporalidad del año 2007 (6,4 contratos).

La presidenta de CAEB ha indicado además que "la mejora de las condiciones de contratación también se ha producido en lo relativo a la jornada de trabajo estipulada con un descenso de la ratio de parcialidad" que ha bajado hasta 0,49 contratos parciales por cada contrato nuevo a tiempo completo, inferior a la media nacional (0,54 contratos).

Así mismo, Planas ha reseñado que "la contratación laboral ha acogido un aumento de los salarios" que, tal y como se desprende del aumento medio de los costes salariales durante los tres primeros trimestres del año (2,6 por ciento), contrasta con el descenso anotado el año anterior (-1,3 por ciento) y con el estancamiento observado en el conjunto estatal (0 por ciento).

Con todo, la presidenta de CAEB ha reseñado que "pese a los buenos indicadores queda aún camino por recorrer" para reforzar la eficiencia del mercado laboral, garantizar su contribución al impulso de la competitividad global de Balears y para extender la participación laboral.