Calvo afirma que el discurso de Nadal sobre inmigración quedará "al margen" de la acción de gobierno

Actualizado 17/06/2007 14:46:33 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La nueva alcaldesa socialista de Palma, Aina Calvo, afirmó hoy que los discursos particulares expresados durante la campaña por cada uno de los candidatos a la Alcaldía, como el utilizado por el aspirante de UM, Miquel Nadal, en relación a la inmigración, quedarán "al margen de la acción de gobierno durante los cuatro años de legislatura".

En una entrevista concedida a Europa Press, Calvo aseguró que todos los partidos que formarán parte del equipo de gobierno (Bloc, UM y también el PSOE) han renunciado a una parte de su programa para alcanzar un acuerdo de gobierno que pudiera ser firmado y asumido por todos. Cabe recordar que Nadal realizó un discurso contundente denunciando los problemas derivados del aumento de la población inmigrante y arremetiendo contra determinadas etnias.

Según indicó, la intención de que el Ejecutivo municipal esté integrado por representantes de las tres fuerzas políticas es, precisamente, favorecer ese compromiso de lealtad con un proyecto común basado en las coincidencias. "La corresponsabilidad es fundamental para que los miembros del pacto seamos capaces de no perder la perspectiva del proyecto común de ciudad que hemos acordado", dijo.

Sobre esa idea de hacia dónde debe avanzar Palma, plasmada en el documento programático pactado, la primera edil admitió que se puedan introducir cambios --a la luz de la gestión diaria y de las nuevas necesidades--, intensificar determinados aspectos e, incluso, retirar algunas cuestiones, "siempre explicando lo que no se puede llevar a cabo y por qué".

El organigrama del nuevo equipo de gobierno --la pregunta más oída desde que se confirmó que Calvo ostentaría la vara de mando del Consistorio palmesano--, es todavía "un boceto que está por perfilar". "Aún es pronto para saber cómo quedará o quién ocupará que cargos. Hay que llegar al Ayuntamiento y ponerse a evaluar todas las competencias que hay que encajar", añadió.

En este sentido, evitó desvelar más información sobre las nuevas concejalías que se crearán o los departamento que serán disueltos --más allá de la Regiduría de Bienestar Social que será ocupada por Eberhard Grosske (Bloc), según anunció ayer él mismo--. "No habrá áreas más importantes que otras porque la mayoría de ellas abordan materias que son transversales, se complementan y se necesitan", agregó.

Será labor de la propia Calvo convocar el primer pleno de la legislatura una vez esté cerrado el reparto de áreas y las competencias atribuidas a las mismas. Aunque aseguró que trabajará en ello intensamente desde mañana mismo --cuando está previsto que se produzca el traspaso de poderes por parte de la anterior primera edil, Catalina Cirer--, no pudo precisar cuánto tiempo se tardará en tener ultimado el diseño del nuevo Ejecutivo local.

Así pues, Calvo deberá resistir la impaciencia de los medios de comunicación y de la ciudadanía deseosa de saber cómo será su Ayuntamiento durante los próximos cuatro años, pero también la "expectación" que, reconoció, hay entre en funcionariado del Consistorio y en los propios ediles socialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies