Casi un centenar de interinos protestan ante el Parlament pidiendo "dignidad y estabilidad"

397123.1.644.368.20180609134005
Vídeo de la noticia
Publicado 09/06/2018 13:40:05CET

PALMA DE MALLORCA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de interinos, amigos y familiares se han concentrado este sábado ante la sede del Parlament en la calle Palau Reial para protestar por su situación y exigir "igualdad, dignidad y estabilidad".

Según ha explicado a Europa Press el presidente de la Asociación de Interinos Docentes de Baleares (Aidib), Jaume Julià, con esta acción reivindican una "vía de doble acceso" a la función pública porque aseguran que han sido "contratados en fraude de ley".

La protesta ha comenzado en el Parc de la Mar, ha recorrido la calle Conquistador y ha finalizado en la entrada del Parlament de Palau Reial.

Durante el acto, en la que la mayoría de los asistentes vestían de negro en señal de luto, han hecho sonar silbatos y cacerolas y han mostrado pancartas indicando los años que lleva cada uno trabajando en la educación balear, avisando de que "pronto" irán "al paro".

Asimismo, se ha leído un breve manifiesto en el que la Asociación ha reivindicado el concurso de méritos como "única vía aceptable para los docentes interinos". "Los que estamos nos quedamos", ha concluido la lectura, dando paso a un aplauso de los manifestantes.

Julià ha explicado que presentaron un recurso para paralizar las oposiciones pero "no ha fructificado", por lo que han planteado una demanda colectiva para pedir la estabilización de los puestos de trabajo apelando a un artículo del Estatuto Básico del Empleado Público. Según la Aidib, la normativa permite, "ante un caso excepcional como éste" -en el que no se han convocado oposiciones durante muchos años-, realizar un concurso de méritos que "favorecería mucho" a los interinos.

El problema de las oposiciones actuales, han explicado desde la entidad, es que la primera fase es eliminatoria por lo que muchos docentes no podrían llegar al concurso de méritos donde se valorarían sus años de trabajo en la educación de Baleares. Desde la Asociación estiman que esta situación afecta a unos 4.000 docentes.

Contador