CCOO y UGT se concentran para pedir la derogación de la reforma de las pensiones de 2013

Manfiestación por unas pensiones dignas
UGT
Publicado 16/05/2018 14:14:44CET

PALMA DE MALLORCA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT se han vuelto a concentrar este miércoles frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social de Palma para exigir al Gobierno central la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, así como la inclusión en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de garantías para que se actualicen según el IPC real.

Los participantes en concentración por unas "pensiones dignas" han defendido lemas como 'Los pensionistas unidos jamás serán vencidos' o 'Rajoy dimisión, por corrupto y por ladrón'. La protesta, que se ha desarrollado en diferentes ciudades del país, tiene el objetivo de reivindicar que las "concesiones" del Gobierno central a varios grupos políticos para "salvar" los PGE "son insuficientes".

En este sentido se ha manifestado la secretaria de Políticas Sociales e Igualdad de UGT, Xisca Garí, quien ha considerado que las medidas que el Gobierno está acordando con Ciudadanos y PNV son "un parche insuficiente que no garantizan el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas más allá de 2018 y 2019".

"Exigimos que las cuentas del Estado incorporen el carácter retroactivo del incremento de las pensiones desde enero de 2018 y una fórmula de revalorización que incluya una cláusula de revisión para pagar las subidas una vez que se establezca el IPC anual definitivo", ha declarado Garí.

Por su parte, la secretaria general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Rafaela García, ha insistido en que quieren "pensiones dignas y trabajos dignos para la juventud. Nosotros lo tenemos medio arreglado, pero los que vienen detrás no. La hucha de las pensiones era un dinero que era nuestro, no pedimos nada que no nos pertenezca. Las pensiones privadas son una estafa", ha subrayado García.

Garí y García han coincidido en afirmar que UGT y CCOO no pararán de exigir "pensiones dignas" hasta que no se derogue la reforma de 2013.