Los centros de atención social de Palma registran listas de espera de hasta 100 días tras "desbordarse" por la demanda

Actualizado 20/06/2009 13:05:27 CET

Algunos centros, como los del Polígono de Llevant y Camp Redó aplazan la cita con los demandantes de ayudas sociales hasta octubre

PALMA DE MALLORCA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los centros municipales de atención social de Palma registran listas de espera de hasta 100 días, tras verse "desbordados" por la fuerte demanda, según señaló a Europa Press el regidor de Bienestar Social, Eberhard Grosske, quien reveló que los ubicados en los barrios del Polígono de Llevant y Camp Redó son los más afectados, hasta el punto de que llegan a aplazar la cita con los demandantes de ayudas hasta octubre, siempre y cuando "no hagan referencia a temas urgentes, como petición de alimentos o violencia doméstica".

Así, los nueve centros de la capital balear han incrementado en un 18 por ciento los casos de ayudas sociales atendidos durante los últimos dos años, después de que en el primer cuatrimestre de 2009 hayan atendido un total de 4.648, frente a los 3.929 y los 4.269 registrados en el mismo periodo de 2007 y 2008, respectivamente.

Concretamente, los centros en los que la demanda social se ha "disparado" durante los cuatro primeros meses de este año, han sido los dos de Llevant (Nord y Sud), que engloban distintos barrios, como Camp Redó, Son Oliva, Bons Aires, Son Gotleu y La Soletat, después de que hayan atendido a 1.166 personas, frente a las 1.108 de 2008 y las 946 de 2007.

A continuación, se sitúan los centros de atención social del litoral (Coll d'en Rabassa), con 589 casos atendidos durante el primer cuatrimestre; de Ponent (Cala Major, Porto Pí, Santa Catalina, Son Armadans, Son Rapinya y Son Cotoner, entre otros), con 576; el de Ciutat Antiga (Sindicat, Cort, Sant Nicolau y La Missió, entre otros), con 509 y el de Estacions (Plaza España), con 491 personas atendidas.

Este aumento "tan importante" que ha "saturado" los servicios sociales de Palma, a pesar de que "la mitad tiene listas de espera razonables", ha obligado, según remarcó Grosske, a hacer un esfuerzo "sin precedentes" en el Ayuntamiento incrementando en más de un 50 por ciento la plantilla de trabajadores sociales, pasando de los 50 a comienzos de año a 80 a finales de 2009.

CONTRATO INMEDIATO DE SEIS TRABAJADORES MÁS

Además, añadió que el Consistorio desplazó en el mes de mayo a cinco trabajadores sociales de las oficinas centrales de Planificación y Control a la atención directa de los usuarios, mientras que, por otro lado, anunció que se va a contratar con carácter inmediato a seis empleados más, a los que se sumará el personal transferido por parte del Ejecutivo balear.

Grosske recordó que no sólo los servicios sociales del Ayuntamiento se están viendo "desbordados", sino que Cáritas y el comedor social del IMAS "también están en una situación similar", después de que el público demandante de ayuda "se haya incrementado en un 80 o un 90 por ciento, respecto a 2008".

Además, el regidor advirtió de que cuando acabe la temporada turística en octubre o noviembre, habrá "mucha menos gente que en 2008 cobrando prestaciones por desempleo, después de que la hayan agotado sin haber renovado su cotización a la Seguridad Social", lo que, según insistió, generará un "tsunami social". Para evitar este fenómeno, destacó que el Ayuntamiento de Palma "está montando los diques y todas las infraestructuras, con el fin de llegar a estos meses con todo normalizado".