El CGPJ archiva las diligencias abiertas contra el juez Castro por las filtraciones

Juez José Castro
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2012 14:41:27 CET

Alega que hay un elevado número de partes personadas y que el Juzgado ha adoptado las medidas adecuadas para velar por la confidencialidad

PALMA DE MALLORCA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado por unanimidad archivar las diligencias informativas abiertas contra el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, a raíz de la queja que presentó en su día el abogado Antonio Alberca, defensor del expresidente balear Jaume Matas en esta causa, por las filtraciones a la prensa del sumario en el que se investigan las actividades del Instituto Nóos, que presidía el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

La decisión ha sido adoptada en base al informe del Servicio de Inspección y tras constatar que no se ha producido ninguna filtración de documentos mientras la causa o alguna de sus piezas han permanecido secretas; que existe un elevado número de partes personadas que han tenido acceso a las actuaciones; y que en el Juzgado se han adoptado las medidas "posibles y adecuadas para proteger la confidencialidad de la causa y evitar la difusión a terceros".

La Comisión Disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces acordó por mayoría de sus miembros la apertura de diligencias, el procedimiento común que se realiza cuando se presentan denuncias de este tipo. Tras sus pesquisas, la Inspección del Consejo ha decidido finalmente el archivo de las investigaciones.

Los vocales encargados de seguir adelante con este asunto o bien de archivarlo, pues las propuestas de la Inspección no son vinculantes, han sido Pío Aguirre, Gemma Gallego, Margarita Uría, Miguel Carmona y Pío Aguirre.

El órgano de gobierno de los jueces subrayó en un comunicado que siempre que tiene conocimiento de una filtración de elementos de un procedimiento penal que no son públicos, realiza las "actuaciones necesarias" encaminadas a averiguar las circunstancias que rodean la vulneración del secreto sumarial. "Así se ha hecho en casos similares, alguno de ellos muy reciente", añade.

En este caso concreto, el Poder Judicial abrió diligencias informativas con la finalidad de determinar si se han filtrado documentos cuando la causa estaba declarada secreta, qué personas han podido tener acceso a los mismos y qué medidas se han adoptado ante la "reiterada publicación de noticias referidas a este proceso".

En este sentido, el Consejo recalcaba que "no se ha abierto expediente o denunciado actuación alguna contra el titular del Juzgado de Instrucción de Palma de Mallorca" ni "en ningún momento" se ha "puesto en cuestión la actuación o labor" de Castro.

EL JUEZ YA SE PRONUNCIÓ SOBRE LAS FILTRACIONES

El juez Castro, no obstante, ya tuvo oportunidad de pronunciarse sobre este asunto el pasado mes de noviembre, en un auto en el que advertía, en alusión al propio Matas, que no ha sido nadie de su Juzgado "quien ha concedido ruedas de prensa" relacionadas con esta causa como tampoco "el que ha acudido a medios televisivos para lo mismo".

"No deja de ser hiriente que quien así actúa sea precisamente quien ahora viene a responsabilizar a este instructor de llevar a cabo filtraciones o de no impedir deliberadamente que otros lo hagan", expuso el magistrado de Palma en su auto, que fue notificado a las partes personadas en este procedimiento el pasado 21 de noviembre.

El auto fue dictado a resultas de un escrito presentado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma por Alberca en el que se denunciaban las "filtraciones" a los medios de comunicación sobre las investigaciones en torno a Nóos.

Entre otras razones, Castro recordó al letrado de Matas que no dejaba de ser "incongruente" que la dirección letrada que denuncia estos hechos "sea aquella cuyos escritos, que también están sujetos al secreto sumarial, accedan antes a las direcciones de rotativos que este Juzgado", y, sin ir más lejos, recordaba que del propio escrito que presentó Alberca sobre las filtraciones se hicieron eco varios medios cuando el mismo juez instructor "aún ni tan siquiera había tenido oportunidad de leerlo".

De forma más concreta, Castro aseguraba en su resolución que en ningún momento ha habido filtración alguna sobre el auto de apertura de la pieza secreta que investiga los contratos a Nóos, como tampoco, excepto la parte dispositiva del auto de entrada y registro de las distintas mercantiles vinculadas a Urdangarin, "ni una sola de las resoluciones que han recaído en dicha pieza secreta ha trascendido al exterior, ni en su letra ni en su espíritu".

Finalmente, el magistrado afirmaba que "bastante trabajo pesa ya sobre este Juzgado como para tener que confirmar o rebatir a los distintos medios las informaciones que ofrezcan", lo que supondría por otra parte "quebrantar el secreto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies