Los comercios del Eixample y de Part Forana experimentan una caída en el volumen de negocio el mes de julio

Actualizado 08/08/2008 15:48:36 CET

En la zona de Palma centro se obtienen los mejores resultados, aunque con una "clara tendencia a la baja"

PALMA DE MALLORCA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los comercios del Eixample de Palma y de los pueblos de Mallorca han experimentado en julio una caída del volumen de negocio en términos de rentabilidad empresarial, lo que evidencia la "notable atonía comercial" que afecta a estas zonas desde el inicio de la campaña de rebajas de la temporada primavera-verano, con resultados incluso inferiores a los meses anteriores a las rebajas.

Así se desprende del informe mensual correspondiente al mes de julio elaborado por Pimeco, que pone de manifiesto que los mejores resultados se obtienen en el centro de Palma, aunque con una "clara tendencia a la baja" a partir de la segunda semana del mes.

Pese a esta caída en el volumen de negocio, los comercios presentan un incremento bruto de las ventas del 45% en Palma centro, del 25% en la zona del Eixample y del 18% en los pueblos de Mallorca.

En términos globales, el informe revela que la temporada de rebajas primavera-verano 2008 se ha caracterizado por un comportamiento "claramente debilitado" respecto a anteriores temporadas. La evolución de los indicadores evidencia la "debilidad" del mercado en el periodo comprendido entre los meses de marzo a junio, con resultados inferiores a los meses de septiembre a diciembre -temporada otoño-invierno-.

Así, la actividad comercial de la temporada ordinaria primavera-verano 2008 se sitúa en un 4,7, frente al 5,2 del mismo periodo del año 2005, lo que evidencia una "progresiva disminución" del ritmo de ventas.

Las causas de esta caída de la actividad comercial se encuentran por una parte en las "peculiares condiciones climáticas de los meses de marzo a mayo" y por otra en la "escasa disponibilidad de renta de los clientes". En este sentido, la debilidad de la demanda y los escasos resultados comerciales han ocasionado un elevado porcentaje de productos almacenados (56%), muy superior al porcentaje optimo (30%) para afrontar una campaña de rebajas en condiciones normales. En este contexto, ante el importante volumen de productos almacenados, la respuesta del sector ha sido el incremento de los descuentos desde el mismo inicio de la campaña de rebajas, del orden del 20 al 30% en el ramo de la confección, del 10 al 20% en calzado y del 30 al 35% en complementos.

Pimeco ha elaborado este informe mediante un sistema de muestreo, con 200 comercios minoristas independientes y/o franquiciados con una ocupación de menos de 10 trabajadores. Se ha preguntado a 100 comercios de Palma ciudad (50 en la zona centro y 50 en el Eixample) y a igual número en pueblos de Mallorca.

De este modo, la patronal concluye que los elevados descuentos del mes de julio (40%) sobre los precios de venta en temporada ordinaria ofrecen un escenario de la campaña de rebajas "claramente negativo" y se corresponde "fehacientemente" con la valoración subjetiva de los comerciantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies