Los concesionarios de Baleares vendieron unos 1.000 coches subvencionados con el Plan 2000E en junio, la mitad del total

 

Los concesionarios de Baleares vendieron unos 1.000 coches subvencionados con el Plan 2000E en junio, la mitad del total

Actualizado 02/07/2009 16:27:56 CET

La caída de las ventas se reduce del 50% al 20%, que las empresas consideran tolerable, aunque reclaman que el Govern pague el millón de euros que debe en ayudas

PALMA DE MALLORCA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los concesionarios de venta de automóviles de Baleares vendieron en junio unos 2.000 coches, de los que aproximadamente la mitad, un millar, obtuvieron la subvención de 1.000 euros que contempla el Plan 2000E del Gobierno, de los que la mitad los aporta la Comunidad Autónoma. Con ello, se ha conseguido reducir en un 30% la caída de las ventas.

Así lo precisó, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Empresarios de Automoción de Baleares (Aseda), Miquel Pastor, quien consideró "bastante positivo" este primer mes de puesta en marcha del plan estatal de ventas subvencionadas, tras acumular en el primer cuatrimestre del año un descenso del -50%, que ahora sitúa en el -20%, una reducción que las empresas "pueden aguantar" porque ya se han adaptado a la crisis.

Según precisó, entre el 40% y el 50% de las ventas que realizaron los concesionarios de las islas durante el pasado mes de junio correspondieron a particulares que pudieron acogerse a los beneficios que establece el Plan 2000E, mientras que el resto fueron vendidos a empresas de alquiler de vehículos, que retrasaron la ampliación de sus dotas hasta el inicio de la temporada turística.

Para Pastor, el "empujón" de las instituciones públicas a través de las subvenciones se vio redondeado con las ofertas lanzadas por los fabricantes y ahora "no es que no haya bajada --en las ventas --, pero es muy inferior a la que se dio en los últimos meses", que, en el caso de Baleares, "es exactamente igual que la del resto del país", precisó el presidente de la patronal de concesionarios de las islas.

Sin embargo, también dijo que "entre una cosa y otra, estamos soportando todo el peso económico de la operación", porque, tanto el Govern como las marcas "nos deben dinero" que estas empresas han adelantado con los descuentos realizados a los consumidores. Por lo que las ayudas del Plan 2000E aún no han empezado a liquidarse, una situación que Pastor espera que cambie "en breve", según dijo.

Para ello, el Govern debía crear una empresa que se debía encargar de abonar las cantidades quincenalmente vía internet, según el acuerdo alcanzado con los concesionarios. Una compañía que, a día de hoy, "aún no está operativa", a pesar de que se había señalado la fecha del 25 de julio como la de su apertura, y que ya debe alrededor de un millón de euros a los vendedores e las islas.

QUE EMPIECEN A LIQUIDAR

Según precisó el máximo responsable de Aseda, si el Govern no empieza "pronto" a liquidar las ayudas que contempla el Plan 2000E, el sector de los concesionarios de vehículos de las islas empezará a sufrir una "asfixia económica importante", ya que las mejoras que introducía el programa de ayudas oficial no se está concretando en aportes de liquidez a las empresas del sector.

En toda España, el Gobierno, las Comunidades autónomas y las marcas de coches deben 60 millones de euros a los concesionarios, según la federación sectorial, que precisa que la mitad de esa cantidad corresponde a la aportación estatal y autonómica prevista. Mientras, entra las compañías fabricantes de automóviles, sólo Peugeot y algunas pocas más están adelantando el pago de ayudas.

Las previsiones actuales del sector de vendedores detallistas de automoción apuntan que las ventas de vehículos caerán a finales de año un 24,6 por ciento, lo que supondrá un descenso en 876.000 unidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies