Condenan a tres años y cuatro meses al conductor que atropelló mortalmente a un ciclista en Ibiza y la familia recurrirá

Publicado 13/07/2018 12:03:56CET

El padre del ciclista fallecido en Ibiza dice que va a recurrir la sentencia porque considera insuficiente la pena impuesta

IBIZA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conductor que atropelló al ciclista Daniel Viñals en Ibiza en abril de 2017 ha sido condenado a tres años y cuatro meses de cárcel, una sentencia que la familia piensa recurrir porque ve insuficiente la pena impuesta, según ha indicado el padre del fallecido.

El ciclista perdió la vida en abril de 2017 tras resultar
atropellado por el conductor que, ebrio y drogado, se dio a la
fuga tras el accidente.

En declaraciones a Europa Press, Ramón Viñals ha manifestado
que le gustaría que la juez viera cómo está su otro hijo ahora
mismo. "Está derrumbado, todos hechos polvo. No hay derecho a
esto", ha lamentado.

Asimismo, ha declarado que no sabe "cómo pueden sentirse
personas" dictaminando este tipo de sentencias. "España", ha
dicho, "es el culo de Europa y, con estas cosas, cada día se
demuestra más".

El padre ha protestado por que se impongan solamente cuatro meses por huir del lugar de los hechos en lugar de socorrer al herido. "Se puede ir borracho y drogado y no hay ningún problema. No
pasa nada y pueden matar a quien quiera", ha criticado.

La Fiscalía solicitaba siete años de cárcel para el autor del
atropello, en prisión desde finales de mayo del pasado año.

Asimismo, el joven se enfrentó a las acusaciones particulares de
la familia del fallecido y del otro ciclista que resultó herido en el
accidente.

Ramón Viñals declaró antes de iniciarse el juicio que confiaba en
que la pena "sea lo más justa posible". Así, ya advirtió que la
petición de siete años de cárcel solicitada por Fiscalía le parecía
"muy poco, porque iba borracho, drogado y no ayudó".

El padre señaló que hay que cambiar el Código Penal para que
estos delitos sean castigados con penas más duras y dijo que van
a seguir luchando para que "no le pase a nadie más".

"El problema", lamentó, es que la sociedad "se está
acostumbrando a esto", con más ciclistas fallecidos, por lo que
"hay que concienciar entre todos".