Los conductores de las islas no conocen el funcionamiento del carné por puntos aunque piensan que sí, según un estudio

Actualizado 26/06/2007 17:58:03 CET

Suspenden con una nota de 3,86 puntos, por debajo de la media nacional de 4,3

PALMA DE MALLORCA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de conductores de Baleares no tiene suficientes conocimientos sobre el permiso por puntos, con una nota media de tan sólo 3,86 puntos sobre 10, a pesar de que el 92 por ciento considera que su nivel de comprensión del permiso es adecuado y suficiente, según un estudio elaborado por la compañía aseguradora Arag entre un total de 2.000 conductores de toda España.

El informe otorga este suspenso a los ciudadanos del archipiélago, que se sitúan por debajo de la nota media nacional, que tampoco llega al aprobado, con 4,3 puntos. De estos datos se deduce que los baleares, al igual que sucede en toda las comunidades autónomas, creen conocer más del nuevo sistema de lo que realmente saben.

En concreto, muestran un amplio desconocimiento en cuestiones como la necesidad de no cometer infracciones en algún tiempo para recuperar los puntos perdidos (tan sólo un 26,2 por ciento), el crédito inicial de puntos (69,1) y las sanciones que corresponden a cada infracción (en torno a un 30 por ciento).

La encuesta también evalúa el grado de eficacia que los conductores le atribuyen al permiso. El 91,91 por ciento considera que el nuevo permiso ha sido uno de los factores importantes en la reducción de la mortalidad observada en el tráfico durante el año 2006. La gran mayoría afirma que este sistema le gusta (77,22 por ciento) y se encuentra a favor (77,76). Además, son numerosos los encuestados que afirman que el permiso va a afectar de forma positiva a ellos personalmente (63,2) y, sobretodo al conjunto de la sociedad española (79,65).

En referencia a los cambios de actitud en la conducción que persigue la puesta en marcha del carné por puntos, cuatro de cada 10 conductores de las islas afirma que ya ha modificado su comportamiento al volante, frente al 60 por ciento que dice no haber variado su forma de conducir todavía. El 36,64 por ciento asegura conducir con menos frecuencia que antes por encima del límite de velocidad en carretera y el 29,29 por ciento en ciudad. Alrededor de una cuarta parte habla menos por el móvil mientras conduce (23,19 por ciento).

Sólo un 21 por ciento de los conductores entrevistados contempla la posibilidad de que pueda llegar a perder el permiso en alguna ocasión. El 78'99 por ciento cree que no le sucederá, y de estos, un 28 por ciento está seguro de ello.

Por último, el informe destaca que en general, los conductores baleares apoyan las penalizaciones previstas para las infracciones y llama la atención sobre el hecho de que un 59,88 por ciento aumentaría los puntos a retirar en caso de no llevar casco, un 43,25 por ciento a los que usen el teléfono móvil y un 35,5 por ciento por no usar el cinturón de seguridad.