El Consell aprueba el pago de una deuda de 1,8 millones de 2007 y 2006 con el presupuesto de este año

Actualizado 05/05/2008 18:07:25 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Consell de Mallorca aprobó hoy el pago, con cargo a los presupuestos de 2008, de una deuda de 1,8 millones de euros por actuaciones llevadas a cabo el año pasado y en 2006, y que será liquidada tras darse el visto bueno a dos reconocimientos extrajudiciales de créditos correspondientes a ambos periodos, con 17 votos a favor del equipo de gobierno.

En concreto, la cantidad hace referencia a un total de 1.350 facturas impagadas por valor de 1.448.000 euros, a las que se suman las referidas al Instituto de Hípica, de 380.000 euros. La mayoría de los extractos corresponden a noviembre y diciembre de 2007 que finalmente no fueron contabilizados en el presupuesto de ese año.

Durante la sesión plenaria, el conseller 'popular' Pedro Álvarez lamentó, además de la "gravedad" de los importes, el hecho de que el 34 por ciento de la cantidad global haga referencia a tres facturas concretas, en concreto a los 386.000 euros reservados en 2006 a la carretera de Petra, los 300.000 euros del consorcio hípico y otros 100.000 en relación a otras adjudicaciones "a dedo", tal y como recriminó.

En este sentido, remarcó que este 34 por ciento de facturas va en contra de la Ley de Contratos de la Administración Pública, al recordar que la carretera de Petra estaba adjudicada por 1,1 millones mientras que su presupuesto se excedió en 386.000 euros que no estaban contemplados en la adjudicación y que sobrepasan "de mucho" el 20 por ciento de desviación permitido por la Ley de Contratos.

"Aparte de esto, hay gastos que se han efectuado sin transparencia, publicidad ni concurrencia, que no sabemos a qué se han destinado", advirtió el ex concejal de Hacienda de Palma, quien recordó que el Consell anunció recientemente un superávit de tres millones de euros correspondientes al año pasado "cuando desde el equipo de gobierno lamentan que no tenían dinero y que por ello tienen que echar mano de los presupuestos de 2008".

En su opinión, se trata de una actitud dirigida a "tapar las incongruencias de los procedimientos administrativos llevados a cabo". Por su parte, el conseller de Economía y Hacienda, Antoni Alemany, manifestó que "no hay nada que esconder" y justificó que más de la mitad de las facturas son de noviembre y diciembre, cuando la tramitación de los presupuestos ya se había cerrado.

"El Consell padece una financiación débil que debe mejorarse, y no es una excusa para justificar los impagos, sino una realidad", alegó Alemany. Por último, consideró "normal" la aprobación de estos reconocimientos extrajudiciales de crédito, ya que los hacen "todas las instituciones de España y en el Consell también se ha hecho".

Frente a ello, Álvarez respondió que la "magnitud" de los importes y los procedimientos llevados a cabo para saldarlos "no es nada habitual y se puede consideral algo totalmente anormal". También lamentó el déficit de 1,8 millones que padecerán los presupuestos de 2008 tras extraerse esta cantidad para liquidar las facturas impagadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies