El Consell convoca una línea de subvenciones de 300.000 euros para acabar con los vertederos ilegales

Sandra Espeja
CONSELL DE MALLORCA
Publicado 28/02/2018 13:05:32CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consellera insular de Medio Ambiente, Sandra Espeja, ha presentado este miércoles la convocatoria para 2018 de las subvenciones por valor de 300.000 euros destinadas a la retirada de residuos de construcción o demolición no peligrosos de puntos de vertidos ilegales.

Esta línea de ayudas económicas está destinada a los ayuntamientos y entidades locales menores de Mallorca para que puedan eliminar los puntos de vertido incontrolados en terrenos municipales y prevenir su proliferación, según ha explicado la institución insular en un comunicado.

De este modo, desde el Departamento de Medio Ambiente se ha querido impulsar una política "de mejora de la gestión de residuos y la recuperación del entorno".

El Consell ha informado de que todos aquellos ayuntamientos que lo consideren pueden solicitar esta ayuda, presentando un proyecto concreto que haga referencia a la retirada de escombros en suelo público y siempre llevados a cabo por una empresa externa al consistorio y autorizada como gestora de residuos.

Así, cada municipio o entidad local puede presentar como máximo una solicitud que no supere los 40.000 euros y podrá incluir hasta tres proyectos de actuación.

A través de esta subvención, el Consell se hará cargo del 80 por ciento de los gastos de retirada de escombros, de estudios previos a la realización de los trabajos, de transporte y derivados del tratamiento posterior de los escombros en las instalaciones de la concesionaria Mac Insular. Del 20 por ciento restante, se tendrá que hacer cargo el ayuntamiento solicitante y, cuando pida la subvención, deberá presentar la documentación acreditativa de que dispone de ese dinero, bien con recursos propios o con ayudas de terceros.

RESOLUCIÓN DE SOLICITUDES Y PLAZOS

El procedimiento de la convocatoria es el de concurrencia competitiva con la aplicación del criterio de máxima superficie ocupada por los vertidos incluidos en la solicitud. También se valorarán positivamente aquellas solicitudes que dispongan de un plan de igualdad del personal al servicio de la administración local, de acuerdo con la normativa que les es aplicable.

Asimismo, únicamente se admitirán gastos de trabajos ya realizados y justificados, entre el 1 de julio de 2017 y el 30 de junio de 2018.

Espeja ha destacado que estas subvenciones "permitirán eliminar los vertidos ilegales de escombros que desgraciadamente hay en nuestra isla y que causan un grave perjuicio al medio ambiente".

En esta línea, la consellera insular ha dicho que esta subvención "es la primera que ponemos en marcha para ayudar a los ayuntamientos a poner fin a los vertederos descontrolados" y que "desde el Departamento de Medio Ambiente se quiere apostar por este tipo de actuaciones, por lo que se tiene previsto volver a convocarse en los próximos años".

Por último, desde la institución insular han insistido en que el vertido incontrolado de residuos de construcción y demolición "es una actividad ilegal que en muchos casos desemboca en la creación de un punto que puede provocar el vertido de otros tipos de residuos". Las consecuencias de estos puntos negros son la creación de cúmulos de materiales que pueden ser origen, entre otros, de contaminación de suelos, contaminación de aguas o riesgo de incendios.