El Consell de Mallorca mantendrá congelada la tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos por cuarto año consecutivo

 

El Consell de Mallorca mantendrá congelada la tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos por cuarto año consecutivo

Actualizado 07/07/2015 6:02:10 CET

PALMA DE MALLORCA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Mallorca mantendrá congelada la tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos de 2015, de modo que será el cuarto año consecutivo en que la institución insular no subirá la tasa de incineración, tal y como ha anunciado la Administración.

Tal y como ha informado el Consell en un comunicado, la empresa concesionaria de la gestión de los residuos sólidos urbanos, Tirme, presentó este jueves una propuesta de revisión anual de la tarifa de residuos urbanos, en el que por primera vez la mantiene prácticamente congelada.

En concreto, propone una tasa de 131,85 euros por tonelada, unos céntimos superiores a la tarifa actual, que está pendiente de revisión definitiva con informes jurídicos, económicos y técnicos del Medio Ambiente. No obstante, la intención del Departamento de Medio Ambiente es que finalmente la tarifa quede congelada en 131,36 euros, tal como ha sucedido en los últimos años.

"Conseguir que Tirme presente una propuesta de tarifa congelada ha sido fruto de años de trabajos para mejorar la gestión", ha puesto de manifiesto la consellera Catalina Soler.

Así, ha apuntado que una serie de factores harán posible la congelación de la tarifa, ya que por un lado se han incrementado las toneladas para tratar en un 3 por ciento, lo que supone 15.000 toneladas adicionales al sistema y, por otro, ha aumentado el número de toneladas de los residuos de construcción, demolición, voluminosos y neumáticos fuera de uso, debido "a la reactivación económica, que genera más actividad en la isla".

La facturación para el tratamiento de los lodos de las depuradoras aprobada por el Parlament también ha permitido la no subida de la tasa de incineración. En este sentido, se han previsto 62.112 toneladas a un precio de 78,88 euros, lo que supondrá un ingreso de 4,8 millones de euros.

De igual modo, la importación de combustible sólido recuperado (CDR) es una de las otras medidas que harán posible un año más la congelación de la tasa. Esta operación supondrá unos ingresos de 7.800.000 euros que revertirán directamente sobre la tarifa. "El Consell siempre ha mantenido que no importaría combustible si no implicaba una reducción o congelación de la tasa que pagan los ciudadanos por este servicio", ha aseverado Soler.

Según ha apuntado, como se ha hecho hasta ahora todas las operaciones previstas "se llevarán a cabo con todas las garantías legales y medioambientales mientras se revisa el Plan Director de Residuos".

En su propuesta de tarifa, Tirme también prevé la venta de energía, a un precio medio para 2015 de 49,52 euros. Sobre ello, el régimen especial balear de energías renovables permite mantener los ingresos como antes de la última reforma eléctrica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies