La Conselleria de Asuntos Sociales ha puesto 672 nuevas plazas residenciales a disposición de personas dependientes

Actualizado 17/06/2009 22:13:11 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Asuntos Sociales, Promoción e Inmigración ha puesto, en estos dos años de legislatura, un total de 672 nuevas plazas residenciales a disposición de personas en situación de dependencia, ya sea a través de conciertos o de la gestión pública directa, a raíz de la puesta en funcionamiento de once residencias tras solucionar problemas y corregir deficiencias detectadas.

Así lo recoge el balance dado a conocer hoy por el departamento que dirige Fina Santiago, que indica que las principales actuaciones en materia de dependencia que se han llevado a cabo han sido la creación de 150 nuevos puestos de trabajo estables en la Administración para desarrollar y tramitar los derechos recogidos en la Ley, la tramitación de 19.445 solicitudes de dependencia y la valoración de 17.594 personas, 14.332 de las cuales ya tienen reconocido un grado y un nivel de dependencia.

Asimismo, mensualmente la Conselleria abona más de 1,3 millones de euros a las familias de las islas en concepto de prestaciones económicas derivadas de la Ley -más de tres mil familias se benefician cada mes de estas ayudas-, se ha recuperado la gestión pública de las residencias privadas Oms, Sant Miquel, Son Güells y Son Llebre.

En cuanto a las residencias, se han puesto en marcha las de Manacor (72 plazas), Calvià (62), Capdepera (62), Inca (72), Son Güells, para personas con discapacidad (40), Sant Miquel (68), Oms (28), Montuïri (72), la Unidad de Trastornos Conductuales de Cas Carbonell, en Marratxí (30 plazas), Santa Rita (70) y Can Blai (96).

La Conselleria destacó que se ha iniciado así el desarrollo y la aplicación de la Ley de la dependencia en las islas con la creación de la estructura necesaria para poder desplegarla, una estructura que "no existía ni se había previsto en Baleares cuando en el mes de julio de 2007 llegamos al Govern, aunque la Ley entró en vigor el enero de 2007". De hecho, prosigue el informe, había 5.591 solicitudes de valoración de la dependencia sin tramitar.

Por otro lado, se han puesto en funcionamiento los servicios de promoción de la autonomía de Petra y de Puigpunyent (atienden entre los dos unos 75 usuarios por término medio), y el centro de día de Vilafranca, mientras que se ha ampliado el número de plazas concertadas (250) en centros residenciales para personas con discapacidad mediante transferencia económica a los Consells.

Además, se han iniciado las obras del centro de día polivalente de Formentera (64 plazas), que dispondrá de tres unidades que ofrecerán un servicio especializado a personas mayores en situación de dependencia (entre otras, las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y otras demencias), personas con enfermedades mentales y personas con discapacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies