El coste laboral de las empresas baja un 1,3% en el tercer trimestre en Baleares, frente a la subida media

 

El coste laboral de las empresas baja un 1,3% en el tercer trimestre en Baleares, frente a la subida media

FUNCIONARIO, OFICINA, TRABAJADOR,
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:43:59 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.243 euros en el tercer trimestre del año en Baleares, lo que supone un descenso del 1,3 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y contrasta con la media de España, que subió dos décimas según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la media nacional del coste laboral, que se situó en 2.460 euros en el tercer trimestre, subió un 0,2 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Con este repunte se pone fin a la racha negativa que se venía acumulando desde el segundo trimestre de 2012, cuando el coste laboral de las empresas empezó a registrar descensos.

Del total del coste laboral, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) alcanzó los 1.624 euros de media en Baleares, un 1,5 por ciento menos que en el tercer trimestre de 2012, y supone uno de los descensos más acusados por comunidades.

Por su parte, otros costes descendieron en Baleares un 0,7 por ciento hasta los 618,95 euros, por debajo de la media (1,4 por ciento), que alcanzó los 659 euros.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional los datos indican que el coste salarial alcanzó los 1.801,42 euros de media, un 0,2 por ciento menos que en el tercer trimestre de 2012, mientras que los otros costes subieron un 1,4 por ciento, hasta los 659,22 euros.

Dentro de los otros costes, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social totalizaron 576,12 euros, un 0,7 por ciento más que en el tercer trimestre de 2012, mientras que las percepciones no salariales crecieron un 0,9 por ciento debido a que las prestaciones sociales directas (especialmente las indemnizaciones por despido) compensaron la caída de otras percepciones no salariales, como las indemnizaciones por fin de contrato o los pagos compensatorios.

La jornada de trabajo se redujo un 0,3 por ciento en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo de 2012. Como consecuencia del menor número de horas trabajadas, el coste laboral por hora efectiva aumentó un 0,5 por ciento en el tercer trimestre.

Entre julio y septiembre, se perdieron 7,1 horas de trabajo a la semana, de las que más del 80 por ciento fueron por vacaciones y fiestas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies