CRE confirma que Baleares entra en recesión, aunque con menos caída del PIB que la que apunta el Govern (-0,4%)

Actualizado 02/07/2009 15:37:56 CET

Antoni Riera considera preocupante el descenso del -6,9% en la afiliación a la Seguridad Social (-6,9%) mientras la población activa de las islas crece un 3,2%

PALMA DE MALLORCA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Centre de Recerca Económica (CRE) confirmó que Baleares entró en recesión económica al final del segundo trimestre, aunque con un descenso del producto interior bruto (PIB) menos acusado que el que apunta el Govern, que para los primeros tres meses del año estableció en un -1,5%, frente al -0,4% que apuntan los investigadores de esta entidad impulsada por 'Sa Nostra' y la Universitat de las Illes Balears (UIB).

Este es el aspecto más destacatable del Informe de Coyuntura Económica presentado hoy por el director del CRE, Antoni Riera, en la sede de la caja de ahorros en Palma, y que prueba que Baleares "está absorbiendo mejor el impacto de la crisis internacional", según la lectura que realizó, con caídas menos acentuadas que otros países y que el conjunto del estado español, que a finales de marzo registraba un PIB del -3 por ciento.

Riera, quien restó importancia al hecho de que los índices de Govern y CRE no coincidan, porque se debe a que "usamos modelos y series distintos", se centró en que los indicadores de evolución económica "están mejorando", como prueba que el descenso atribuido al segundo trimestre fue del -0,3%, mientras que ayer el conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera, apuntó que "siguen deteriorándose" en un encuentro con los medios de comunicación.

En la presentación del informe de coyuntura, el director del CRE consideró especialmente preocupante el descenso en la afiliación a la Seguridad Social (-6,9%) y, en general, la situación del mercado laboral balear, que está muy afectada por la caída de la actividad en todos los sectores productivos --especialmente la Construcción-- y porque, al mismo tiempo, está creciendo la población activa (3,2%) de las islas.

Así, la destrucción de ocupación viene manteniéndose de forma ininterrumpida desde el segundo trimestre de 2007 y, desde entonces hasta el pasado mes de mayo, se ha perdido un -7,8% del total de la afiliación. Con una tasa de paro que ya roza el 20 por ciento (19,8%), que Antoni Riera calificó de "histórica", que se ceba especialmente en el colectivo de residentes inmigrantes, ya que, en su segmento, alcanza el 32,3%, mientras que el registro en la Seguridad Social cayó hasta el -11,3%.

La lectura que realiza el CRE de esta situación es que el mercado laboral es uno de los canales que más está propagando la recesión económica, ya que está imponiendo un fuerte descenso en el consumo después de años de gran demanda --las familias de Baleares son de las más endeudadas de España-- y, como prueba de ello, apuntó a la matriculación de vehículos, en caída libre desde principios de 2008 y que, en el último año y medio, se situó en un -57,2%. Por su parte, las ventas al detall se redujeron un -14%.

REFORMA DEL MERCADO LABORAL

Ante esta situación, Riera reclamó una "reforma profunda" del mercado laboral, a fin de conseguir repuntar los índices de evolución económica en aspectos tan importantes como la competitividad y la productividad, para lo cual, que cabe plantearse como "reto" una "transformación" o "adaptación continua" del sistema económico, social y ambiental de las islas. Porque la realidad es que, tanto en el turismo como en la construcción, cada vez es necesario realizar mayores esfuerzos para obtener los mismos resultados.

Respecto a esta cuestión, el director del CRE consideró que se deberán tomar medidas importantes en las plantillas de las empresas y no descartó que se pueda llegar en las islas a situaciones como la que se ha alcanzado en la aerolínea británica British Airways, donde algunos directivos dejarán de percibir partes de sus nóminas, miles de trabajadores han aceptado no cobrar la paga extra y otros pasarán a trabajar a jornada parcial.

A fin de ofrecer también algún dato positivo, Antoni Riera se refirió en su presentación del informe de coyuntura a "necesario ajuste" que están experimentando los precios de consumo, que se sitúa en el 0,7%, mientras que en el resto del país es del 0,9%. También señaló que el endeudamiento familiar "se comienza a estabilizar", con un incremento del 2,9% en la renta familiar bruta disponible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies