La defensa de Torres dice que su actuación estuvo "en todo momento" guiada por "un ejército de asesores"

Diego Torres Y Ana María Tejeiro.
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 13:51:11 CET

El Duque afirma que la entrega de los correos vulneraría el derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones

PALMA DE MALLORCA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Diego Torres, exsocio del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, afirma en el último escrito que ha presentado ante el juez instructor del caso Nóos, al que ha tenido acceso Europa Press, que la actuación de su patrocinado "estuvo en todo momento supervisada, guiada, validada, auspiciada, dirigida, gestionada, auxiliada y demás, por parte de un ejército de asesores de todos los niveles".

Así lo pone de manifiesto en el documento que ha presentado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma junto a una nueva batería de correos electrónicos. A través de uno de ellos, Urdangarin solicitó al Rey Don Juan Carlos que mediase para atraer personalidades y patrocinadores al Valencia Summit, uno de los eventos investigados en el marco de la causa por haber costado a las arcas públicas unos tres millones de euros, cuando su coste real rondaba los 900.000 euros.

Mediante su escrito, el abogado de Torres da respuesta al que presentó el letrado del Duque, Mario Pascual Vives, para pedir la nulidad de los correos electrónicos aportados hasta entonces por su exsocio por vulnerar derechos fundamentales, de forma que se acordase su expulsión del caso y se tuviese por impugnados su autenticidad y valor probatorio.

Una pretensión que la defensa de Torres considera que "carece de soporte alguno", aseverando que "no se entiende la impugnación no sólo por imprecisa, sino por absurda". Según alega, los correos facilitados son los relativos a las cuentas utilizadas "por las personas vinculadas, directa o indirectamente, al Instituto Nóos; son el instrumento de trabajo y comunicación propio y ordinario".

Al hilo de lo anterior, el letrado incide, al margen de la impugnación de los emails, que los asesores de Torres "desde sus inicios, durante su desarrollo y hasta su final, velaron por la pureza de ello [en relación a las actividades de Nóos]", aseverando que "la bondad y la licitud era lo que presidía todo cuanto se llevó a efecto, de manera que no existe, ni existió, atisbo de irregularidad, ni siquiera de corte administrativo, que reprochar".

VALOR PROBATORIO "NULO" DE LOS CORREOS, SEGÚN URDANGARIN

Mientras tanto, tal y como expuso el abogado del Duque en relación a los correos, "no se puede garantizar la autenticidad" de los mismos de forma que su valor probatorio "es nulo", al manifestar además que las fotocopias aportadas de los emails "no reúnen las mínimas condiciones legal y jurisprudencialmente exigibles para ser utilizadas como prueba válida en cualquier procedimiento".

El representante legal del Duque alude asimismo a numerosa jurisprudencia sobre la violación de derechos fundamentales, recalcando en este caso que, a la vista de la cantidad de comunicaciones aportadas y el periodo afectado, "se habría producido un flagrante y manifiesto atentado contra los derechos fundamentales reconocidos en el artículo 18 de la Carta Magna: el derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies