El denunciante del caso Son Oms ratifica ante el juez que altos cargos le exigieron un 15 por ciento en comisiones

Publicado 25/06/2015 19:12:08CET

PALMA DE MALLORCA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ángel Ochando, denunciante del conocido como caso Son Oms, centrado en las presuntas irregularidades que rodearon a la recalificación del polígono palmesano a cambio de sobornos y en el que se encuentran imputados varios exaltos cargos de Unió Mallorquina (UM), ha aseverado ante el juez que instruye la causa sentirse "estafado" después de que le exigieran un 15 por ciento en comisiones por transformar el suelo de su solar de rústico a urbanizable.

Así lo ha puesto durante la declaración que este jueves ha prestado ante el juez Antoni Rotger, durante la cual ha recordado cómo el exconseller insular de Territorio Bartomeu Vicens medió en la exigencia de las dádivas, que fueron canalizadas a través de Gestora de Desarrollo Son Oms, sociedad presuntamente 'tapadera' cuya actividad consistía en la promoción y desarrollo del polígono industrial próximo al aeropuerto de Palma.

Así lo han informado a Europa Press fuentes presenciales en la comparecencia, en la que Ochando, que ha acudido asistido por un letrado de oficio, ha aludido asimismo al abogado Jaime Montis -ya fallecido y quien se encontraba imputado en estas pesquisas- al recordar que como propietario de la Gestora articuló el reparto de las comisiones entre los beneficiarios de los cobros.

En concreto, la operación urbanística fue aprobada en 1999 y está siendo investigada en el marco de una causa que estalló hace más de seis años, después de que Ochando, propietario de una de las fincas de Son Oms, Ángel Ochando, denunciara ante la Fiscalía que Vicens y el expresidente del Parlament Maximilià Morales le exigieron el 15 por ciento por la recalificación.

Tras ello, la el Ministerio Público interpuso una querella contra Vicens, Morales y Montis e iniciaba de este modo unas pesquisas dirigidas a esclarecer si se cometieron delitos de alcance millonario como tráfico de influencias, estafas y negociaciones prohibidas.

El propio Vicens, exportavoz parlamentario de UM, confesó que a raíz de la recalificación se hizo un reparto de cinco lotes en comisiones, de los que se beneficiaron tanto la expresidenta del Parlament y del Consell Maria Antònia Munar como él, así como Montis, Morales y la viuda del letrado Francisco Truyols. Según relató, Montis fue el encargado de repartir las comisiones.

Así, entre los fondos de origen ilícito, afirmó haber hecho llegar hasta 450.000 euros, metidos en una bolsa, a la propia Munar quien negó estas afirmaciones ante el juez en su segunda salida de prisión desde que ingresara en ella el 24 de julio de 2013.

La exdirigente histórica se desvinculó de este modo de las supuestas irregularidades, asegurando de forma tajante que no intervino en ella y que, por tanto, en ningún momento cobró dinero alguno por ello.

Por su parte, Vicens recordó que la aprobación de la modificación del Plan General Urbana de Palma, en el año 2004, permitió revalorizar los terrenos de Son Oms. De hecho, los investigadoras apuntan a que esta medida permitió un desmesurado incremento de la posibilidad edificatoria en los polígonos industriales de la capital y, más en concreto, duplicar la de Son Oms de 380 metros cuadrados a 797.