Desarticulado un grupo criminal que defraudó más de 1,2 millones de euros mediante contratos de trabajo falsos

 

Desarticulado un grupo criminal que defraudó más de 1,2 millones de euros mediante contratos de trabajo falsos

Actualizado 14/03/2013 21:30:41 CET

Más de 200 personas adquirieron contratos para acceder a prestaciones por desempleo u obtener permisos de residencia Los supuestos trabajadores habrían pagado cantidades de entre 250 y 14.000 euros para beneficiarse de los fraudes

PALMA DE MALLORCA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal que defraudó más de 1,2 millones de euros a la Seguridad Social mediante la venta de contratos de trabajo falsos y ha detenido en Mallorca a la líder de la trama, así como a dos de sus subordinados y cerca de 100 trabajadores ficticios.

Según ha informado la Dirección General de la Policía en un comunicado, la propietaria de una asesoría de Palma utilizaba un entramado de empresas para vender por hasta 14.000 euros contratos laborales falsos a supuestos empleados. Concretamente, son más de 200 las personas -la mayoría de origen marroquí- que adquirieron los contratos para acceder a prestaciones por desempleo u obtener permisos de residencia.

La investigación fue iniciada hace meses, cuando la Unidad Especializada de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social detectó irregularidades en una asesoría de Palma que se dedicada a la tramitación de documentos de ciudadanos extranjeros. Tras las primeras indagaciones, se descubrió un entramado de empresas detrás de las cuales siempre aparecía la responsable de la asesoría que ha sido detenida.

A través de estas empresas se vendían contratos laborales a través de los cuales el supuesto trabajador tenía acceso a renovaciones de permisos de residencia, arraigos para la obtención de esos permisos, prestaciones sociales por desempleo, subsidios por desempleo, o bajas por incapacidad temporal y bajas por maternidad/paternidad.

Muchas de estas personas disfrutaban fraudulentamente de estos beneficios incluso sin residir en España. Además, en algunas empresas dedicadas a la construcción había más trabajadoras de limpieza que obreros o, incluso, mujeres embarazadas de ocho meses que habían sido contratadas para el sector de la construcción, así como trabajadores que habían accedido a la prestación económica de incapacidad temporal por bajas médicas que no estaban justificadas.

La relación laboral empresa-trabajadores era ficticia puesto que los supuestos trabajadores habrían pagado a la asesoría cantidades que oscilaban entre 250 y 14.000 euros para beneficiarse de los fraudes.

Según la nota, se calcula que a través de esas empresas se contrajo una deuda en la Seguridad Social que asciende a más de 1,2 millones de euros, si bien a esta cifra es necesario añadir los beneficios obtenidos por los supuestos trabajadores.

En los registros efectuados en un chalet situado en Es Puntiró, un apartamento en Calviá y la propia asesoría investigada en Palma, se han intervenido más de 20.000 euros, y abundante material de archivo informático que está siendo analizado.

Los agentes de la Policía Nacional han dado por finalizada la investigación, que se conocía como Operación 2012, con la detención de E.G.T, propietaria de la asesoría de Palma; A.G.C. y R.E.A.C., trabajadores de ésta como presuntos autores acusados de estafa, contra la seguridad social, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. La operación ha sido realizada por la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies