Detenidas tres personas en Palma por estafar 14.000 euros en la compra de alimentos por internet

Actualizado 10/12/2010 15:26:25 CET

PALMA DE MALLORCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Grupo de Crimen Organizado adscrito a la Brigada de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Baleares han detenido a tres personas en Palma por estafar 14.000 euros en la compra de alimentos por internet con tarjetas fraudulentas.

Según ha informado la Policía en un comunicado, el pasado mes de noviembre los agentes detuvieron a dos mujeres de 27 años y a un hombre de 30, todos ellos con antecedentes por estafa, por su presunta participación en diversas transacciones fraudulentas a través de internet.

La investigación se inició el pasado mes de junio, momento en el que fue remitida a estas dependencias la denuncia interpuesta en la península por el responsable del departamento de ventas a través de medios electrónicos de una conocida cadena de alimentación, en la que se denunciaba una serie de estafas a través de su página web.

El "modus operandi" de los delincuentes consistía en que, registrándose con diferentes usuarios, realizaban compras a través de dicha página, pagando siempre con tarjetas bancarias y solicitando la entrega de la mercancía en el mismo día, es decir, en servicio "urgente".

Una vez la empresa hacía el cargo de la compra, entregaba la mercancía en diferentes domicilios de Palma, si bien en el transcurso de los días posteriores los importes eran devueltos por la entidad bancaria, alegando que esas numeraciones correspondían con las de tarjetas fraudulentas, por lo que los autores de dichas compras conseguían el género sin tener que desembolsar un solo euro.

Para evitar ser detectados, los detenidos utilizaban redes wifi de vecinos, empleaban los ordenadores de cibercafés, facilitaban datos ficticios o de familiares, a quienes utilizaban para evitar levantar sospechas pidiéndoles que se hicieran cargo de la entrega de la mercancía, alegando cualquier excusa para no estar en casa en ese momento.

Una vez se vieron descubiertos, intentaron sin éxito hacerse pasar por abogados ante la empresa defraudada, solicitándoles zanjar la deuda, ha señalado la Policía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies