Detenido un hombre de 32 años por un secuestro en Palma

Zona en la que se produjo el secuestro
GUARDIA CIVIL
Publicado 01/03/2018 18:42:12CET

Durante su encierro, la víctima sufrió palizas, amenazas e incluso fue agredido con un cuchillo de cocina

PALMA DE MALLORCA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 32 años como presunto autor de un delito de secuestro en Palma, además de delitos de amenazas, coacciones, lesiones y quebrantamiento de condena.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, los agentes de la Guardia Civil de Marratxí intervinieron este jueves ante el secuestro de una persona en Palma.

La víctima es un hombre de 42 años y el secuestrador lo mantuvo encerrado en un piso de las inmediaciones de la calle Alfonso el Magnánimo desde el lunes. Le engañó para llevarle al piso y allí lo mantuvo cautivo y le propinó varias palizas.

Su objetivo era sustraer al hombre una elevada cantidad de dinero, para lo que, bajo amenazas de muerte, le llevaba al cajero automático para hacer extracciones diarias de 600 euros, la cantidad máxima permitida.

Durante su encierro, la víctima sufrió palizas, amenazas, e incluso llegó a ser agredido con un cuchillo de cocina.

Afortunadamente, en una de las salidas a los cajeros automáticos, la víctima vio la sede de la Cruz Roja, un detalle que según la Guardia Civil fue "vital" para poder informar de su ubicación. En un momento de despiste de su secuestrador, se hizo con el teléfono y envió un mensaje a su padre informándole de lo que ocurría.

El padre de la víctima se puso en contacto con la Guardia Civil, que montó un dispositivo de vigilancia en las cercanías del lugar que había descrito la víctima. Varias horas después, observaron al ahora detenido trasladando a la persona secuestrada -que casi no se tenía en pie- hasta el cajero.

En ese momento los agentes se abalanzaron sobre el secuestrador y fue detenido. Entonces, la Guardia Civil comprobó que el hombre llevaba en el pie una pulsera de localización GPS para agresores de violencia de género y que la orden de alejamiento era sobre la mujer que se encontraba con él en ese momento, por lo que había incumplido la medida.

Por otro aldo, la víctima del secuestro fue trasladada hasta un centro hospitalario donde le trataron la rotura de varias costillas y del tabique nasal, además de numerosos golpes y cortes por todo el cuerpo.

Este jueves el detenido ha sido presentado ante la autoridad Judicial de Guardia de Palma, que ha decretado prisión sin fianza.