Detienen a cinco miembros de una familia por extorsionar a su vecina en Palma

Un agente de la Policía Nacional estudia movimientos bancarios tras la denuncia
POLICÍA NACIONAL
Publicado 14/08/2018 16:46:24CET

PALMA DE MALLORCA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Palma a cinco miembros de una familia por presuntamente extorsionar a su vecina, que denunció que le habían obligado a extraer de su cuenta diferentes cantidades de dinero, hasta sumar 50.000 euros a lo largo de varios años.

Según ha informado la Jefatura Superior de la Policía Nacional en una nota de prensa, los detenidos son los dos progenitores y tres hijos, de entre 23 y 28 años.

La mujer denunció que estaba siendo amenazada por sus vecinos y que le obligaban a entregar dinero. Según ha indicado la Policía, la situación llevaba produciéndose desde hace unos tres años pero desde el pasado mayo se habían incrementado las amenazas, después de que los sospechosos se enterasen de que la víctima había rescatado un plan de pensiones.

La mujer contó a la Policía que los ahora detenidos la amenazaron con cortarle el cuello y quemar la puerta de su casa. "Si no me das el dinero, voy a venir con todos mis primos de Son Banya y te vamos matar", fue una de las frases de los detenidos que la mujer reprodujo a los investigadores.

En una ocasión, uno de los miembros de la familia le exigió 400 euros para pagar una fianza judicial impuesta a un familiar por tráfico de marihuana. Amenazó a la denunciante diciéndole que si no entregaba el dinero la involucrarían en el procedimiento por supuestamente haberles financiado.

Le puso como fecha límite el 12 de agosto. La mujer fue a retirar la cantidad al banco y se dio cuenta de que no le quedaba dinero, por lo que fue a pedírselo a su hermana.

En ese momento, la mujer confesó la situación que estaba viviendo y su hermana la convenció para que presentara una denuncia. Tras hacerlo, uno de los miembros de la familia detenida le esperó en la puerta de su casa para coaccionarla para que retirase la denuncia.

El hombre le dijo que la había grabado en conversaciones telefónicas por un tema de tráfico de marihuana, que la podían implicar en el caso y que podría terminar en la cárcel.

La víctima se dirigió este lunes a retirar la denuncia y los agentes sospecharon porque venía acompañada del patriarca del clan. Los policías se entrevistaron de forma reservada con la víctima, que admitió que venía a retirar la denuncia por las presiones de uno de los detenidos. Tras identificar y localizar a todos los miembros de la familia, la Policía procedió a su detención el mismo día.

Al parecer todo podría haber empezado hace tres años, cuando los presuntos autores de los hechos se mudaron a vivir en el mismo edificio que su víctima y comenzaron a pedirle dinero prestado, prometiéndole que se lo devolverían.

Bajo presiones y amenazas fueron sustrayéndole todos sus ahorros, que podrían alcanzar los 50.000 euros.