Durán exige la retirada del sistema de recogida de trastos de Palma y promete eliminarlo si el PP gobierna en 2019

Lourdes Bosch y Margalida Durán
PP
Publicado 17/01/2018 12:40:41CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del grupo municipal popular, Margalida Durán, ha exigido este miércoles la retirada del sistema de recogida de trastos de Palma y ha prometido eliminarlo si el PP gobierna en 2019.

Así se ha expresado Durán en una rueda de prensa, en la que ha estado acompañada de la regidora 'popular' Lourdes Bosch, para explicar una propuesta que el PP defenderá en el próximo pleno de enero sobre este tema.

Durán ha asegurado que el sistema "ha incumplido todos sus objetivos" porque "es más incómodo para vecinos y viandantes, empeora gravemente la imagen urbana de Palma, y duplica el volumen de trastos y el número de camiones necesarios para su recogida".

Para la regidora popular "este sistema es el emblema del fracaso del 'Pacte'" y "el símbolo de un capricho político que pagan todos los ciudadanos". "Es la consecuencia directa de un gobierno sin modelo de ciudad, que improvisa, prueba, impone y modifica servicios y prestaciones sin más criterio que sus obsesiones ideológicas", ha protestado.

Por todo ello, Durán ha exigido su inmediata retirada y ha prometido retirar el sistema si llega al gobierno tras las elecciones locales de 2019, algo que haría "durante el primer mes, después de consultar con técnicos, trabajadores de Emaya y entidades".

PLAN DE MEJORA DE CAMP REDÓ

Por otra parte, la regidora Lourdes Bosch se ha referido al concurso para el proyecto de mejora de Camp Redó, que ha calificado como una "nueva chapuza del 'Pacte' en una de las zonas social y económicamente más sensibles de Palma".

"Es un escándalo que el mismo mes que nos reunimos con el equipo de gobierno para tratar el futuro de Camp Redó no se nos informara de este concurso, un ejemplo más de la falta de transparencia y la escasa voluntad de diálogo del 'Pacte'", ha criticado.

La regidora cree que "los vecinos llevan demasiado tiempo esperando respuestas y actuaciones de Cort que vayan más allá del parche" por lo que el barrio necesita una intervención que "trasciende la del 'parque sensorial' o las fachadas de colores que propone Cort".

Por ello, Bosch ha exigido a Noguera e Hila "soluciones realistas y no proyectos coloristas". "Es una ironía que entre los objetivos del plan de Cort esté la contaminación lumínica, cuando los vecinos de Camp Redó denuncian precisamente que muchas zonas de la barriada permanecen a oscuras", ha añadido la regidora del PP, que acusa al equipo de gobierno de desconocer las necesidades de la zona.

"La realidad es que en el mercado de Camp Redó se han producido dos robos en las últimas semanas, que en varios solares se acumula la basura y se producen hogueras y actos vandálicos sin ningún tipo de control, que las aceras de la barriada están destrozadas y prolifera la ocupación de viviendas sin que Cort haga nada", ha denunciado la regidora.