Emaya finaliza la renovación de los contenedores de Palma con la instalación de otros 5.775 nuevos en 65 barrios

Contenedores Emaya
EMAYA
Publicado 05/03/2018 12:59:38CET

Realizan una campaña de educación y concienciación para dar a conocer los cambios y pedir colaboración ciudadana

PALMA DE MALLORCA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Emaya ha finalizado la renovación de los contenedores de recogida de residuos de Palma con la instalación de un total de 5.775 contenedores de las diversas fracciones de la recogida selectiva (rechazo, papel y cartón, envases y vidrio), en 65 barrios.

Según ha explicado la entidad pública en un comunicado, dicha renovación se inició en abril de 2017 en el Arenal y finalizó la semana pasada en los barrios de poniente (Cala Mayor, San Agustín, la Bonanova), renovado los contenedores de un total de 65 barrios de Palma.

Desde Emaya han asegurado que dicha renovación "era una necesidad urgente de la ciudad, que contaba en las calles con unos contenedores que en muchas casos tenían más de diez años, estaban rotos, en mal estado y dificultaban su uso para la ciudadanía, contribuyendo a crear problemas de limpieza y de recogida de residuos, así como quejas continuadas".

POR ZONAS

Este cambio ha supuesto una nueva organización de la recogida de los residuos en Palma, que se ha dividido en tres zonas de recogida. Por un lado, el centro histórico, que cuenta con la recogida selectiva móvil. Otra zona ha sido las avenidas, algunos ejes cívicos y el paseo Marítimo, que cuentan con el sistema de contenedores "bilaterales", que se completarán a lo largo del mes de abril.

Por último, la zona más extensa de la ciudad, que cuenta con los nuevos contenedores y en islas de cuatro fracciones. Solo en calles estrechas y zonas de difícil acceso quedan puntos de contenedores de carga trasera (más pequeños, con ruedas para poder mover y descargar manualmente).

Asimismo, los contenedores de recogida selectiva en conjunto han incrementado en 550 unidades. De este modo, hay un 15 por ciento más de contenedores de papel y cartón, envases y vidrio, que suponen un incremento de capacidad de recogida selectiva del 13 por ciento.

Estos contenedores se han instalado en el 90 por ciento de los casos formando islas completas de contenedores, puntos de aportación con las cuatro fracciones, para así facilitar la separación de los desechos a la ciudadanía.

Desde Emaya han aclarado que solo son un pocos puntos donde, por cuestiones urbanísticas, de movilidad o de espacio, no se han podido instalar las fracciones juntas. Asimismo, los nuevos contenedores, están rotulados con indicación de las fracciones y residuos que se van a depositar y los que no, y con un mensaje educativo para concienciar sobre la separación de las basuras.

Paralelamente, se ha implantado un sistema de limpieza de las áreas para retirar los residuos que rodean los contenedores, y se cuenta con un programa de mantenimiento a cargo de la entidad pública para revisiones y reparaciones.

Por otra parte, la renovación de la flota de camiones de vaciado de contenedores, que cuenta desde el pasado verano con 15 nuevas unidades y próximamente se sumarán otras cuatro, ha permitido también incrementar la frecuencia del vaciado de los contenedores, para que el sistema es ahora "más rápido y más eficiente".

Con ello, ha habido incremento de la recogida selectiva, que a principios de 2017 era del 17% y en diciembre del 22,2%, superando el 20% la media del año por primera vez en Palma.

Según Emaya, estas cifras han continuado mejorando, llegando al 22,8% en el mes de enero de 2018. El crecimiento de la recogida selectiva está, así, muy por encima del incremento del rechazo, que en el mes de enero, por ejemplo, creció sólo un 1% en relación a enero de 207.

IMPLICACIÓN CIUDADANA

Además, el otro factor que ha hecho posible el incremento de la recogida selectiva ha sido la implicación ciudadana. En este sentido, durante todo estos meses de renovación se ha realizado una campaña de educación y concienciación para dar a conocer los cambios y pedir colaboración ciudadana para separar los residuos y mantener la ciudad limpia.

Por último, el equipo de educación ambiental ha recorrido todos los barrios donde se han cambiado los contenedores para informar a los ciudadanos en la calle. Concretamente, se ha contactado con 150 asociaciones y entidades diversas, se han realizado 70 charlas y se han instalado 80 puntos informativos.