Las empresas del juego de Baleares piden que se puedan hacer apuestas deportivas en los propios establecimientos

Ruleta, juego, casino, ludopatía
CONOR OGLE/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 30/05/2011 20:26:46 CET

PALMA DE MALLORCA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Salones Recreativos y de Juego de Baleares (Sareiba) ha pedido que la normativa de la comunidad incorpore la posibilidad de realizar apuestas deportivas en los propios establecimientos, y no únicamente a través de páginas 'on line'.

En declaraciones a Europa Press, el adjunto a la Presidencia de esta entidad, Miquel Àngel Riera, se ha referido a la entrada en vigor este domingo de la Ley del Juego, y ha considerado que las Comunidades Autónomas "tenían mucho que decir" en este aspecto, por lo que ha lamentado que las autonomías no hayan podido disfrutar de "toda la participación que debían tener".

Además, ha indicado que actualmente las apuestas deportivas se realizan a través de Internet, por lo que ha abogado por que se elabore un decreto mediante el cual se puedan realizar desde los salones recreativos o de juego. Actualmente, en las islas únicamente están reguladas las apuestas de trote.

NORMATIVA "POSITIVA"

Riera ha considerado "positiva" esta nueva normativa, aunque ha dudado que alguno de los tres casinos, 10 bingos o 60 salones de juego que hay en las islas vaya a solicitar una de las nuevas licencias para abrir páginas de apuesta por Internet, tal y como permite la ley.

En todo caso, ha considerado que podrían abrir una en colaboración con diferentes empresas estatales y "repartir beneficios". Según ha explicado, únicamente hay unas cuatro o cinco a nivel estatal que podrían asumir los costes de estructura y publicidad que supone la puesta en marcha de estas webs.

De esta forma, podrían "participar desde nuestros establecimientos en el flujo económico que se genere". "Dudo que alguna empresa mallorquina esté capacitada para afrontar esta situación por su coste", ha opinado.

DEJA EN EL AIRE "MUCHAS DUDAS"

Por otra parte, ha indicado que la nueva ley estatal deja en el aire "muchas dudas" y se ha mostrado "sorprendido" ante la "rapidez inmensa" que ha habido con su tramitación. Esto responde a la "urgencia" por parte de la administración central para "cobrar los impuestos" generados por esta actividad y por la "presión" que ha recibido por parte de algunos empresarios.

La nueva Ley también permite que las casas de apuesta que ya están operando en España con bases en otros países podrán legalizar su situación, ya que pasado un plazo de transición (hasta el 1 de enero de 2012 o hasta que se haya publicado la primera resolución de concesión de una licencia) todas las casas de apuestas que tengan abiertas web de apuestas sin licencia serán sancionadas.

Al respecto, Riera ha manifestado que "no puede ser" que las empresas virtuales que han estado sin pagar impuestos durante los últimos cuatro años ahora no vayan a "pasar por caja".

Las licencias se otorgarán mediante un sistema abierto, controlado, y que deberá renovarse cada año y medio. Además, la licencia podrá ser rechazada por la administración si se considera que el operador vulnera la protección del menor, induce a conductas delictivas, fraude o blanqueo de dinero.

Además, como son las CCAA las que tienen transferidas las políticas del juego, la Ley crea el Consejo de Políticas de Juego, órgano colegiado que asegurará la participación de las autonomías en materias como la normativa de los juegos, licencias y sistemas técnicos de control de operadores.