La entrada de perros en Son Reus baja un 7% aunque aumenta un 32% la de gatos en 2017

Perro Abandonado En Una Perrera
PEDIGREE/EUROPA PRESS
Publicado 16/01/2018 15:32:41CET

PALMA DE MALLORCA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La entrada de perros en el Centro de protección animal de Son Reus se ha visto reducida un 7 por ciento con respecto al año anterior, al pasar de 1.612 a 1.497, mientras que la entrada de gatos ha pasado de 783 a 1.034, un 32 por ciento más.

Según ha indicado en un comunicado el área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma en un comunicado, en cuanto a los perros, los abandonos (animales encontrados con chip), han crecido ligeramente, pero se ha reducido el número de animales vagabundos y de las renuncias.

Sobre los gatos, desde Cort han asegurado que dentro de las malas cifras, "es un indicativo positivo porque cada vez hay más renuncias (personas que los entregan en el Centro en lugar de abandonarlos) y porque significa que crecen las capturas de animales vagabundos.

Respecto a las salidas, en el caso de los perros han destacado el incremento total (el 56 por ciento) y el porcentaje de los regresos a sus propietarios (el 43 por ciento), un indicativo de los beneficios del uso del chip.

Las adopciones, en consecuencia bajan ligeramente, porque se han reducido las entradas y porque aumentan los regresos a los propietarios. En el caso de los gatos, se han producido el 2017 395 adopciones y 45 regresos a los propietarios.

En cuanto a las eutanasias, este año se han producido nueve. "Se trata de un porcentaje muy reducido en relación a los casi los 1.500 canes llegados al centro", han asegurado.

Los nueve casos son de perros calificados como potencialmente peligrosos, que habían tenido comportamientos agresivos y se consideraban inadoptables.

La regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, Neus Truyol, ha explicado que "cada año se abandonan centenares de perros y gatos, una tenencia responsable tiene que llevar a tomar la decisión de adoptar antes de que comprar para que estos animales abandonados puedan tener un hogar y una segunda oportunidad".

Este miércoles Son Reus tiene previsto participar en el desfile para recordar el mensaje sobre la responsabilidad de tener un animal de compañía y para fomentar la adopción de animales.

Algunos colectivos de voluntarios del centro como por ejemplo la asociación de 'Peluditos de Son Reus' también aprovecharán el desfile para hacer una campaña informativa.